Página anterior Índice

Página siguiente

ENTREVISTA
ENTREVISTAMOS A:

Inauguramos esta sección en nuestro boletín con una entrevista al escritor FERNANDO ALONSO.

La elección de este autor se debe a varios motivos:

* Uno por su proximidad. Siempre ha colaborado en Fuenlabrada con profesores/as, padres, madres, y alumnos/as en diversas actividades relacionadas con el libro.

* Otro por su gran calidad como autor literario.

* Y un tercero porque sus obras siempre reflejan los valores humanos.

Pregunta.- Tu entorno familiar y escolar, ¿te invitaba a leer?.

Respuesta.- Por supuesto que sí, más mi entorno familiar que el escolar; el mundo que me rodeaba era un mundo donde se contaban muchas historias.

P.- ¿Qué recuerdas de tus primeras lecturas?

R.- Más que libros, lo que recuerdo es un entorno de historias, historias de la radio, del cine (que se veía y se contaba).Recuerdo los libros que me leyeron en mi casa y en el colegio. Mi madre era una gran contadora de historias. Además yo leía Salgari, Verne, Guillermo ...

P.- ¿Quién te enseñó a escribir?

R.- Tardé tiempo en comenzar a escribir. He sido siempre muy contestatario y por esto me llevaron a un internado donde encontré un profesor de Literatura que dudaba de la autoría de mis escritos, y esto, analizado después, creo que fue lo que me estimulaba a escribir más y mejor. Hasta los quince o dieciséis años no tuve intención de ponerme a escribir y cuando me publicaron en un periódico de Burgos un cuento, esto me produjo una sensación tan fuerte que me dije: " esto es lo que yo quiero sentir toda mi vida". Luego descubrí que nunca más volvería a sentirlo. Ahora lo que me queda cuando termino un libro es la satisfacción de un trabajo concluído, aunque siento cierta pena porque al salir de mis manos deja de ser mío.

P.- ¿Qué tipo de lecturas te han influído a lo largo de tu vida?

R.- Las lecturas me han influído como persona, no como escritor. Como escritor me influyeron Kafka, Borges y Gómez de la Serna. Camus marcó mucho mi forma de ser y de pensar. Uno de los libros que me parece fundamental es La Biblia, no tanto por el contenido como por los estilos que en ella aparecen; es un libro capaz de comunicar montones de cosas al lector.

P.- ¿ Qué te planteas a la hora de escribir un libro?.

R.- Sacar de la cabeza un montón de temas, pensamientos e historias que he ido almacenando a lo largo del tiempo. No voy buscando temas, los temas vienen a mí. Aparecen pensamientos que se van convirtiendo en ideas fijas que van conectándose entre ellas. En un momento dado, se convierten en obsesivas y entonces todo gira en torno a ellas. Así aparecen los símbolos que te van llevando hacia un argumento y de aquí paso a elaborar los primeros esquemas.

P.- A la hora de escribir, ¿ con qué edades conectas mejor?

R.- No lo sé, cuando escribo no pienso en el público. Soy incapaz de escribir por encargo, pues hasta que no termino un libro no sé dónde va a estar mejor publicado. Voluntariamente elegí escribir libros para niños, aunque en algunos casos mis obras se pueden considerar también para adultos, por el componente simbólico que poseen y que yo siempre defiendo con las uñas.

P.- Cualquier tipo de lenguaje, ¿es válido para los niños?

R.- Creo que no es bueno moverse en el campo de las palabras que manejan los chavales. Cuando lo que tratas de comunicar es algo muy complejo tienes que procurar que el lenguaje sea muy sencillo y al contrario, si lo que cuentas es menos complicado, entonces te puedes permitir meter algunos ingredientes de palabras más difíciles.

P.- ¿Crees que en estos momentos se potencia la lectura en los colegios?

R.- Sólo cuando los niños tienen la suerte de encontrarse con "marcianos y marcianas" como vosotros. Aunque creo que no es una tarea exclusiva vuestra; debería venir del ámbito familiar el hábito y el gusto por leer. No sé hasta qué punto se puede pedir a los maestros esta tarea tan difícil, si no hay una contrapartida. Algo diferente sería si hubiera una persona dedicada a este trabajo en los centros desde las bibliotecas. En el aula solamente cuando el maestro es un gran lector se da una auténtica animación a la lectura, pues se llega sobre todo por la vía del contagio, de la imitación.

P.- ¿Crees que la biblioteca escolar es un lugar vivo en los centros?

R.- En general, yo creo que no. Funcionan profesores y a éstos los descubres rápidamente cuando llegas a un centro. Es muy raro en estos momentos encontrar colegios que funcionen al unísono.

P.- En tu libro LAS RAÍCES DEL MAR, uno de los escenarios en los que se desarrolla la acción es la biblioteca ¿por qué lo elegiste?.

R.- No lo hice con ánimo de agradar al bibliotecario sino porque fue un escenario de mi infancia. Todos los escenarios que aparecen también lo fueron.

P.- ¿Crees que los encuentros con autor animan a leer?.

R.- Hay casos en que sí y otros que no, sería absurdo pensar que mi presencia carismática va a llevar a leer a alguien que no lo ha hecho nunca. Lo que sí puede suceder es que a un chico al que le ha gustado el libro, el hecho de conocerte y de hablar contigo, le pueda influir de dos formas distintas, o que no quiera volver a leer un libro tuyo o que vaya en busca de otros títulos. Los encuentros son un instrumento de apoyo para los que ya están interesados. Yo creo que quienes tienen más fe en los encuentros son los editores como argumento de venta.

P.- ¿ Te atreverías a dar un consejo a un maestro o a una maestra para que los encuentros sean de verdad provechosos ?.

R.- Dar consejos es muy difícil, sobre todo de una persona como yo que no ha seguido nunca ningún consejo. Yo creo que un maestro cuando se enfrenta a un encuentro lo que debe evitar es caer en la tentación de ofrecer a los chavales una única lectura del libro. Hay que ir buscando múltiples lecturas, incluso animar a lecturas que puedan parecer disparatadas.

P.- ¿Crees que la política del Ministerio favorece la lectura en las escuelas en este momento?

R.- Nunca la ha favorecido y en estos momentos menos. Pienso que hay pocos políticos que sean grandes lectores y que se planteen la importancia de las bibliotecas escolares.

P.- ¿Qué te parece la moda de historias urbanas para libros juveniles?

R.- Si circunscribes la temática a asuntos puntuales estás cortando las alas a lo que es la literatura. Esta debe moverse por los grandes temas universales del ser humano: el amor, la muerte, el tiempo, la búsqueda de la felicidad... . Tratar de construir una temática específica para que el libro responda a un asunto concreto, de un momento determinado de la vida de un adolescente, es dispersarse de lo que realmente te tiene que preocupar que es contar historias que vayan en torno a los grandes problemas que afectan al ser humano.

P.- ¿ Las bibliotecas han tenido alguna relación contigo o con tu obra?

R.- Cubren un montón de carencias. A veces, para escribir necesitas buscar la documentación en las bibliotecas, puesto que no la tienes por tu experiencia personal. Es un punto fundamental para acercarte a mundos que no has podido vivir y que puede que no llegues a vivir.

P.- Hoy ¿ qué tipo de lectura prefieres?

R.- Leo todo. Retardo la lectura de las novedades. Cuando estoy escribiendo un libro, nunca leo narrativa, leo poesía o ensayo pues me influye.

Para dar fin a este momento tan agradable que pasamos con Fernando Alonso, nos atrevimos a pedirle que nos recomendase una lectura. No fue una, fueron muchas, pero entre todas hemos escogido a estos autores que queremos compartir con todos vosotros:

  • Augusto Monterroso :"La letra e", " La palabra mágica", " Lo demás es silencio"
  • Ambroise Bierce : " Fábulas fantásticas", " El diccionario del diablo".