Había una vez tres cerditos muy trabajadores que decidieron construir su casa.