REFRANERO FILOSOFICO

Esta sección nace con el deseo de que descubramos la relación que existe entre la filosofía llamada académica y la filosofía popular del refranero. Se trata de un juego: el de relacionar un refrán con teorías o/y autores de la tradición filosófica.

DA TU OPINION O ESCRIBE TU PROPIO REFRAN COMENTADO EN LA SIGUIENTE DIRECCION ( PON COMO TITULO:"REFRANERO FILOSOFICO"):

 

julian.martinez1@roble.pntic.mec.es


INDICE

Durante este último trimestre; en el IES Octavio Paz hemos estado leyendo varias obras importantes de la Historia de la Filosofía, entre ellas, hemos analizado dos: Cándido, de Voltaire; y Utopía, de Tomás Moro. Ello nos ha servido de base para comentar estos refranes.

Nunca mucho costó poco, ni poco mucho.

A tu hijo, buen nombre y oficio.

Oficio quita vicio.

Cuando pobre, franco; cuando rico, avaro.

Malos reyes, malas leyes.

El pez grande se come al pez chico, y así al pobre el rico.

El rey guarda la ley, y la ley al rey.

Quien menos tiene, menos pierde.

REFRANES ENVIADOS POR LOS LECTORES


NUNCA MUCHO COSTÓ POCO, NI POCO MUCHO.



Entendemos como significado de este refrán que a cada cosa se le debe dar su valor correspondiente, ni más ni menos. Por lo que no se puede sobrevalorar algo de ínfimo valor ni menospreciar algo de notable valor.

A este refrán no se le puede atribuir sólo un significado económico, sino que también podemos entenderlo como algo personal. Por ejemplo, estudiar una carrera cuesta bastante esfuerzo tiempo y no se puede pretender sacarla en dos días, por lo que entendemos que, el hacer algo, como aprender a sumar 2 + 2, no recibirá el mismo valor que el ejemplo anterior.

Según Aristóteles, en el intercambio de bienes, debería haber precios justos, por tanto, estaría de acuerdo con este refrán, porque Aristóteles dice que hay que pagar lo justo por lo que se compra o hace, de lo contrario nos estafarían y sería injusto. Así, debemos atribuir a todo el valor que le corresponde.





A TU HIJO, BUEN NOMBRE Y OFICIO.

Si a un hijo le das una buena educación desde la infancia y todo aquello que pueda necesitar, sacará un buen provecho de aquello que le han inculcado. Además, si desde niño le enseñan un oficio, de mayor podrá desempeñar con una mayor habilidad y sabiduría el mismo.

Si a este refrán le aplicamos la teoría de Platón, observamos que, según él, el niño llegaría a desempeñar aquella función que le hubieran enseñado en la infancia, a la que hubiera aprendido por su talento natural, así llegaría a ocupar el puesto que le correspondiera justamente, y se alcanzaría la armonía social.

Santo Tomás de Aquino se podría referir a este tema desde otro punto de vista, desde el amor de un padre hacia su hijo, según la ley natural y la ley de Dios.



Noemí Aparicio Romero , Ana García Quiles (1 y, IES Octavio Paz- Leganés)

 

Creemos que este refrán está relacionado con el Aristotelismo porque, para Aristóteles, lo que hace buena a una persona es la educación, ya que un individuo bien formado puede distinguir mejor entre el bien y el mal, y así elegir mejor su futuro y dedicarse a un trabajo digno. Por eso según este refrán, aquellas personas que hayan sido bien educadas desde pequeñas serán las únicas que llegarán a conseguir una posición privilegiada dentro de la sociedad. También puede relacionarse con la teoría de Platón, porque él dice que sólo los mejores preparados y más sabios llegarán a ser alguien importante en su vida.





PEDRO BLÁZQUEZ SÁNCHEZ

PAULA CERRILLO SÁNCHEZ (1º V, IES Octavio Paz, Leganés)

 

OFICIO QUITA VICIO

Este refrán refleja la realidad ya que por ejemplo a los toxicómanos, para quitarles el problema de la droga, se les reintegra en la sociedad mediante un oficio. Creemos que cuando la mente esta ocupada, por ejemplo en un oficio cualquiera, ésta no tiene tiempo para pensar en los males de la vida . Ésta es una solución que adoptan en la parte final del libro "Cándido", de Voltaire. Como los personajes del libro estaban entristecidos por el pobre final de sus vidas deciden dedicarse cada uno a un oficio para olvidar sus desgracias y males.

No obstante, este refrán se contradice con Aristóteles. El gran filósofo griego defiende que el hombre es feliz cuando es muy sabio y esta continuamente en busca del conocimiento.

Iván Mena Gil , Sergio Rodriguez Contreras ( 1º V, IES Octavio Paz- leganés)

 

Creemos que cuando se tiene un trabajo se ocupa mucho tiempo en el oficio y te cuesta mucho ganar el sueldo-por lo que se aprecia mucho más, por lo cual no se tiene tiempo para acordarse de los vicios.

Y si se acordara le costaría más desprenderse del dinero que tanto le ha costado ganar con su trabajo, y su esfuerzo.

Un ejemplo de esta refrán podemos encontrarlo en el libro de Voltaire que tiene por título Cándido, concretamente en el capítulo 30, donde se puede leer que Cándido acompañado de Martín y Pangloss, hablan con un anciano musulmán el cual le dice la siguiente frase:

- "Sólo poseo veinte fanegas, y las cultivo con mis hijos. El trabajo ahuyenta de nosotros tres grandes males: el tedio, el vicio y la necesidad".

Este es el ejemplo contrario en cierta medida de los hedonistas, los cuales consideran muy importante el placer, derivando alguna vez en vicio.

MARÍA VAZQUEZ, BEATRIZ GONZÁLEZ (1 Y, IES Octavio Paz, Leganés)




CUANDO POBRE, FRANCO, CUANDO RICO, AVARO.

Este refrán tiene el siguiente significado:

Las personas que no tienen dinero son más humildes porque saben cuales son sus límites y más francas ya que no aspiran a lo imposible. Mientras que los ricos al poseer dinero nunca están conformes con lo que tienen por lo que siempre quieren más, y se vuelven más avaros.

Tomás Moro refleja en su obra "UTOPIA" la gran diferencia que hay entre los pobres y los ricos. Ya que los ricos fueron capaces de destruir granjas y aldeas campesinas por la avaricia comercial. Por lo que Tomás Moro planteó un ideal de ciudad donde no había bienes privados, sino que todo era de todos.

Este refrán tiene el significado siguiente: el dinero cambia totalmente a las personas, y mientras los pobres suelen ser sinceros, los ricos quieren obtener más dinero, a costa de lo que sea.

Voltaire hace una alusión a este refrán, aunque sin llegar a nombrarlo en su obra Cándido. En el capítulo en el que Cándido necesita ayuda de un hombre y éste le pide una cantidad y al ver que Cándido la puede pagar le pide más, así hasta que le roba todo lo posible a Cándido, con lo que queremos decir que Cándido al ser siempre pobre es una buena persona y el otro hombre al ver tanto dinero cada vez se va haciendo más avaro.

Según Tomás Moro, en su libro Utopía, propone un cambio radical de valores de modo que el dinero y la propiedad de bienes queden en un lugar secundario, por lo que no habría gente avara, al no existir el dinero.





JOSE INSINIO HIDALGO , DAVID RECIO ESCUDERO (1 Y, IES Octavio Paz, Leganés)

 



MALOS REYES, MALAS LEYES.

Este refrán tiene el significado siguiente:

Un mal rey no mira por su pueblo sino que busca los intereses para si mismo, inventa más leyes para tener poder absoluto sobre su pueblo, inventa nuevos impuestos para conseguir más dinero, mientras que el pueblo se ve incapaz de seguir adelante, por lo que estas leyes son ilegítimas.

Esto sobre todo pasaba en la Edad Media.

Platón no defendía esta manera de sociedad ya que el decía que los que debían gobernar eran los sabios que gracia a sus inventos y descubrimientos beneficiaban a todos teniendo una sociedad justa.

VANESSA LAPEÑA BERRUECO lºY, LAURA VICENTE DE LA RUBIA lºY(IES Octavio Paz, Leganés).

 

 

EL PEZ GRANDE SE COME AL PEZ CHICO, Y ASI AL POBRE EL RICO.

Este refrán intenta reflejar cómo las personas poderosas, las personas influyentes, todas esas personas que pueden calificarse como ricos, ya sea en el aspecto que sea tienen una mayor intensidad en la sociedad que las personas pobres.

Un claro ejemplo lo encontramos cuando, en la novela de Voltaire "Cándido o el optimismo ", Cándido presencia la muerte de un soldado por otro de mayor rango, con la única excusa de que sirva como ejemplo para el resto de los mitares.

Por desgracia no es necesario leer un libro para encontrar más ejemplos de este dicho popular, como el hecho de que las grandes empresas, grandes comercios son la causa de la desparición de pequeñas tiendas. E incluso entre las grandes empresas aquella que tiene mayor poder como a otras grandes empresas, como sucedió cuando "El Corte Inglés" compró literalmente a "Galerías Preciados"



MIGUEL ÁNGEL HERNÁNDEZ (1 Z, IES Octavio Paz, Leganés)



EL REY GUARDA LA LEY Y LA LEY AL REY

-Este refrán nos dice que el rey es el que hace las leyes que rigen un país, por lo cual, siempre tenderá a hacerlas de la forma que sean más provechosas para él y que nunca le delaten y le puedan meter en problemas.

Este refrán, puede romper los modelos de justicia enunciados por Platón, puesto que Platón nos dice que la persona que tiene que gobernar en un lugar es la persona más sabia del lugar , puesto que es la más capacitada para esa misión tan difícil que es gobernar un país. Aunque esto de que sea la persona más apta para gobernar no es del todo cierto, puesto que puede ser el más sabio el que más engañe al país y más provecho saque para él.

También podemos relacionar el refrán con la teoría de Santo Tomás de Aquino, el cual nos dice que hay dos tipos de leyes, la ley natural y la ley posítiva. La ley natural es la ley creada por Dios y que nadie puede poner en duda, puesto que Dios es el ser supremo y nadie tiene el poder como para poner en duda lo que él dijo, aunque este tipo de ley perjudique a los gobernantes que se quieren aprovechar de los demás, La, ley positiva en cambio la crea el hombre y es en este tipo de ley donde los gobernantes entran en juego y dictan las leyes según les conviene.

JUAN ANTONIO CASTRO BLAZQUEZ (1 Z, IES Octavio Paz, Leganés)

 


El refrán denuncia la realidad evidente. Los reyes representan el poder máximo y no sólo son los encargados de hacer las leyes sino que además las hacen de tal manera que nunca se pueden volver contra ellos. El refrán representa por tanto el abuso de poder de los reyes, quienes se benefician y se escudan detrás de unas leyes realizadas por ellos mismos. Evidencia también, la diferencia de clases de una sociedad y en cierta medida la corrupción existente en las clases más altas.

Este tema es tratado también por Moro en Utopía, quien critica la política de lujo y prepotencia que llevan a cabo los príncipes y cuyo único objetivo es hacer que los ricos sean más ricos y los pobres más pobres. Así, dice que el fracaso de una sociedad está en la existencia del dinero y la propiedad privada pues estos dos factores, junto con la soberbia humana, son las causas de la ambición y los deseos de poder que pretenden los despóticos gobiernos.

¿Qué solución presenta Moro? Moro dice que la raíz de todos los males está en la propiedad privada, así que si esta no existiera, nadie tendría ambición por nada, pues se podría conseguir todo de forma fácil. Asímismo, dice que el dinero es la fuente del lucro, del ocio mal invertido y de la ambición, ambición que induce al príncipe o al rey a pensar más en sí mismo que en el bien de sus ciudadanos.

También se pone de manifiesto, en el libro, la relación entre el número de leyes y la actitud de los reyes. Un rey necesita crear muchas leyes si lleva a cabo una mala política, y si esa política va encaminada además al beneficio propio, entonces necesitará todavía muchas más leyes. En Utopía, donde no existe la ambición pues hay bienes privados, existen muy pocas leyes y son dictadas por el príncipe para el bien de los ciudadanos.

Platón, en su modelo social, refleja también este refrán. Al tratarse de una sociedad aristócrata los más sabios se autoimponen en el poder y cabe esperar que muchos se escuden detrás de la ley para determinados vicios. Sin embargo, el modelo social de Platón elimina la propiedad privada en los militares, quienes habiéndoseles quitado los bienes no ambicionarían nada y consecuentemente no pondrían en peligro la república.

QUIEN MENOS TIENE, MENOS PIERDE

Este refrán alude claramente a una realidad social, quien menos tiene, menos pierde y consecuentemente quien no tiene nada no puede perder nada. Desde un punto de vista económico este tema es tratado por Moro en Utopía. Si las sociedades están regidas por el dinero y existe la propiedad privada el ser humano, por naturaleza, querrá tener la mayor cantidad de bienes, ahora bien, cuantos más bienes tenga, necesarios o innecesarios, más bienes podemos perder y consecuentemente más míseros y más infelices seremos. Moro plantea como solución eliminar la propiedad privada, que nadie tenga nada como propio. De esta forma todo es de todos y no corremos el riesgo de perder nada, puesto que nada nos pertenece. En esta propiedad colectiva no habría miseria pues nadie perdería nada y a la vez todo el mundo tendría acceso a todas las cosas. Si el alimento, las casas, los aperos de labranza, etc, pertenecen a toda la sociedad y no son de nadie en concreto nadie podría perder alimentos, hogares o herramientas, pues nada de esto les es propio.

Desde un punto de vista más espiritual, el refrán tiene cierto caracter estoico, Aquéllos que ambicionan una gran cantidad de cosas, en gran medida innecesarias, corren el riesgo de perderlas y consecuentemente de acabar frustrados e infelices. Séneca asegura que el camino a la felicidad y a la verdad pasa por la conformidad de los seres humanos ante los mínimos bienes y placeres que subyacen de la propia naturaleza humana.

ÁNGEL DE LA CALLE RABADÁN ( 1Z, IES Octavio Paz, Leganés)


REFRANES ENVIADOS POR LOS LECTORES

Andrés Celada (acelgo@larural.es)

Ese lo lleva en la sangre: (innatismo)

Te lo digo/lo sé por experiencia (empirismo)

Nadie nace aprendido (empirismo)

 

Florentino Perez. Desde Chiapas, Mexico (palma@acnet.net)

dios los hace y ellos se juntan

no por madrugar amanece mas temprano

cria cuervos y te sacaran los ojos

a dios rogando y con el mazo dando

camaron que se duerme se lo lleva la corriente

el que madruga dios lo ayuda

 

 

"Octavio Peralta" <opdoctor@cmet.net>

NO HAY COSAS IMPOSIBLES SINO HOMBRES INCAPACES.

LA DROGA SE ESCONDE EN LO BRILLANTE, NO TODO LO QUE BRILLA ES ORO.

 

 

Sebastian Rodriguez Cabrera <DI2103@minerva.uab.es>

 

El tiempo es el espacio entre dos recuerdos

 



VOLVER A LA PORTADA