La formalización de proposiciones


la aplicaciónejerciciostextos"webs "lógicos"colaborar

1.- la formalización proposicional

2.-contenidos conceptuales

1.- la formalización proposicional

Desde el comienzo de la reflexión filosófica griega, con Heráclito, Platón o Aristóteles, hasta nuestros días, con el estructuralismo o la filosofía analítica, el concepto de "logos" constituye una apasionante trilogía. Su significación abarca "lenguaje", "pensamiento" y "razón"; es decir, que la expresión lingüística, la referencia de ésta y las reglas de encadenamiento correcto de las expresiones, en el logos se identifican.

Por el uso, sin embargo, que se hace de la información que se transmite en el lenguaje se distingue la lógica de la retórica. La lógica aspira a alcanzar pensamientos objetivos, con el fín de instruir, diferenciándose en ésto de la retórica, porque el interés de ésta es más despertar o inhibir afectos, actitudes y conductas, a veces con discursos objetivos, pero las más con ilusiones de verdades.

El interés lógico de ser razón, norma de conocimiento correcto e instrumento en que se exprese la verdad científica, aboca a la suspensión del uso espontáneo del lenguaje de la comunicación social, mediante una formalización del lenguaje natural. Además, las deficiencias en precisión del lenguaje natural y las expresiones lingüísticas, debido a anfibologías, polisemias, metáforas, etc., llevan con facilidad a razonamientos incorrectos e infunden, por ello, desconfianza hacia el lenguaje natural. Así pues, en relación al uso lógico del lenguaje, no es lo mismo un discurso científico ó filosófico, normalmente depurados, que un discurso expresado en el lenguaje natural. Ni éste que uno poético, perteneciente a otro uso lingüístico . . .

Las operaciones lógicas básicas son el "análisis" y la "síntesis". La primera consiste en la división a partir de lo compuesto, hasta dar con los elementos simples. La segunda, en componer a partir de lo simple y formar estructuras complejas. Cuando el análisis lógico encuentra en la "proposición" su átomo, estamos ante la "Lógica de proposiciones" o enunciados. En ella, los elementos de las proposiciones, el sujeto (objeto) y el predicado (función proposicional) no se analizan. La proposición se toma como una unidad última en la división.

Con las proposiciones se forman estructuras proposicionales "moleculares". Esta composición la hacen posible las conectivas lógicas. Y encadenando proposiciones compuestas, podemos partir de unas y llegar a otras por medio de la aplicación de unas reglas de transformación; esto es, componer un razonamiento.

2.- contenidos conceptuales

Se considera que el proceso mental de la formalización está formado por las siguientes operaciones:

1.- atención

2.- análisis lógico

3.- abstracción formal

4.- escritura simbólica

La aplicación reproduce este proceso en cinco fases:

1.- Lectura reflexiva

2.- Identificar proposiciones atómicas

3.- Identificar orden y número de operadores

4.- Pensar expresión abstracta

5.- Escribir fómula lógica