La Mata de Curueño (León) >
Situación I Historia I Gentes I Cultura I Tradiciones I Boletín I Fotos I Fiestas I Turismo I Paisaje Enlaces I

                  Historia: origen y toponimia  > Origen  I  Historia reciente

  El nombre "La Mata" alude sin duda a un lugar bien tupido de árboles a orillas del río Curueño. La tradición, por este motivo, sitúa al pueblo durante la época medieval alrededor de la ermita de San Tirso y en la ladera  del monte denominado "El Matón" y que cuando el pueblo quedó emplazado en la ubicación actual siguió llamándose "La Mata", no solo por conservar el nombre, sino porque el lugar de su ubicación estaba ocupado por grandes matas de chopos, negrillos y paleras, pues se trataba de un enclave extendido alrededor de las fuentes y de una gran laguna que se encontraba en la hoy denominada "Plaza de Felipe Fernández". Este punto de referencia divide desde siempre el casco urbano en dos mitades llamadas hasta hoy en día "El Barrio Arriba" y "El Barrio Abajo".

También la tradición, vinculada fuertemente a realidades bien tangibles, nos habla de la procedencia sociológica del pueblo. Un señor feudal defendía estas tierras, su hacienda particular, desde la atalaya del castillo afincado en la cresta del monte denominado todavía hoy "El Castillo", con buena perspectiva hacia el sur. Sus colonos habitaban el "Caserío" que luego, una vez aposentado el señor en el valle, iría poco a poco convirtiéndose en pueblo, sin autonomía primero y autónomo después, pero creemos que siempre, hasta muy entrado el siglo XVII, muy ceñido a pocas familias con posesiones propias; las demás servían o arrendaban las tierras. Ello explica la gran cantidad de vecinos inmigrados a La Mata desde los pueblos de la montaña como Correcillas, Villafeide, Pedrún, Vegacervera, Matallana, Robles, Campohermoso, Valdepiélago y, sobre todo Ranero y Otero que enviaban cuadrillas de espadadoras de lino y escavadores de legumbres.

Parte del plano que reproduce la Rinconada, De la guía dibujada de La Mata de Curueño, elaborada por Ángeles Paredes y Javier Moreno, que se publicó en el nº 61, Primavera de 1996.

El primer documento que da fe de la existencia de La Mata es del día 11 de noviembre de 1051, reinando en León el rey Fernando I (o sea, al menos, La Mata tiene  mil años) y es una carta de Vermudo Vélaz de Coronio para vender una finca en territorio leonés, junto al río Curueño, en La Mata. ("Iuxta flumen Curonio illa Matta").

D. Claudio Sánchez Albornoz, en su libro La España cristina de los siglos VIII al XI, publica un mapa donde se muestran las aldeas y poblaciones importantes de Castilla y León en esa época, citando en la Ribera del Curueño, únicamente a La Mata.

En el siglo XVIII (hace unos 250 años) encontramos a La Mata de Curueño con la categoría de Lugar de Señorío de la Excelentísima Casa y Estado de Toral; los Condes de Toral eran los señores del valle del Curueño. Como tal lugar de Señorío tenía que pagar su vasallaje a dicha Casa y Estado de Toral y también tributaba sus diezmos y primicias a la Iglesia Católica y su "voto" en honor del Apóstol Santiago.

Los puntos fundamentales del casco urbano fueron fundamentalmente tres; de su localización y hegemonía hablan hasta las mismas piedras.

1. Según la misma tradición, el señor feudal y sus principales descendientes residieron en la ribera en la casa habitada en la actualidad por Maruja y Antonino y a su lado se situaban los edificios que servían de paneras, almacenes de lino y establos. Alrededor de este núcleo, presidido por La Plazuela, se formó el espacio de pueblo conocido por "La Rinconada" y con extensión posterior a "Los Cantarales" y a "La Rodera".

2. Desde "La Rodera" hasta "la calleja del Mayoralgo", en el tramo más abundante en agua, se asentaron varios colonos; pero en un principio se debió de tratar de un lugar solitario ocupado por huertas y presidido por un alto torreón conservado  casi en su integridad en la actualidad y que sirvió de cárcel en los tiempos del feudalismo; nos referimos al llamado popularmente "Palomar de Valerio", perteneciente hoy a Manuel Rodriguez y Emilia Bayón. Sus puertas, baja y a media pared, en arco y piedra labrada, hablan por sí solas de su ancestral y recio abolengo.

3. La base principal del denominado "Barrio Abajo" fue la casa hoy en propiedad de Adela Bayón; los materiales nobles de sus puertas y ventanas, lo mismo que los de las puertas grandes del corral de Sofía Bayón, hablan de una mansión antigua e importante, aunque la construcción actual puede fijarse muy bien en el siglo XVIII por el estilo neoclásico del portal, que es sin duda alguna uno de los restos antiguos del pueblo mejor conservado y de más valor.

La tradición oral nos acerca desde hace casi dos siglos, más íntimamente a la vida y a los habitantes de este entrañable pueblo de la montaña leonesa. La población de La Mata ha sufrido dos importantes oleadas de emigración, alrededor de 1915 la primera y en 1950 la segunda, que redujo considerablemente el vecindario, dispersando a sus hijos por el resto de España, Europa y América.


Desde 1979, nuestro boletín trimestral "La Mata de Curueño" nos acerca los devenires del pueblín:

1979

    Para llevar a cabo la concentración parcelaria en el término de La Mata se realizaban los trabajos previos consistentes en las reuniones con los técnicos de ICONA, las valoraciones de terrenos, la exposición de reclamaciones y de acuerdos, etc.
  
Se desbordaba nuestro río Curueño, una vez más, superando el cauce recientemente preparado y las aguas casi llegaron a las casas y calles del pueblo. Así que hubo que reparar las defensas de las orillas en el Soto, la Huerta de Arriba y el Sotillo, restaurar las pilastras y el firme del puente de Los Cabales por el trabajo de hombres y mujeres.
  
Se publica, por primera vez, el Boletín "La Mata de Curueño, un pueblo que nos une" que consta de una sola hoja en forma de cuartilla.
  
Por las Solanas y junto a la Cota de Lugán una quema del monte arrasó cantidad de pinos lo que supuso una pérdida millonaria para el pueblo.
  
La renovación de las casas en el pueblo continuaba y eran seis en las que se realizaban obras diversas. Amalio Ruiz, Rosario Bayón y Teresa Valladares dentro del pueblo y surgía el nuevo Barrio de Roseco con las viviendas de Manuel Bayón, Ángel Aguado y Monse Valladares.
  
La Traída de Aguas para servicio del pueblo motivó la celebración de tres sesiones de un Concejo General en las que se acordó iniciar las gestiones para la construcción de las infraestructuras necesarias. Se aceptó la utilizando la Fuente existente al inicio del valle de Moncabrón ya que los sondeos indicaban 80.000 litros diarios. Hubo actuaciones como la firma de estatutos, la solicitud de "enganches" con pago inicial de 5.000 ptas. por servicio y la constitución de la Junta Directiva que formaron Amador Suárez, Antonio García, Juan Fernández Getino y Lucinio Álvarez.
 
Se acordó la forma y colores de la Bandera de La Mata que serían los mismos del Pendón: sería rectangular, con dos bandas verticales; una, de color verde incrustando un castillo, y la otra con una mata de árboles, símbolos del pueblo desde siempre.
  
El teleclub se reorganizaba con aumento de socios, la elección de nueva Junta Directiva y seguía funcionando atendiéndole por el sistema de "corrida".
  
Al menos, temporalmente, Joaquín García y familia se instalaban en el pueblo a su vuelta de Canadá.
  
Las Fiestas, impulsadas el año anterior, ofrecieron gran interés para vecinos y forasteros.
  
Fallecieron Filomena Castro, Felipe Fernández y Eliseo Fernández.

 1980

    La Junta Vecinal estaba formada por Felipe Llamera, como presidente, y Lucinio Álvarez y Juan Fernández Castro como vocales. Se celebraron varios Concejos.
  
Durante varios meses las calles y plazas primero se llenaron de zanjas para la colocación del alcantarillado de las Traída de Aguas y luego para dejarlas transitables; se formó, asimismo, una Comisión para estudiar el coste del posible asfaltado de las mismas.
  
Se repoblaba de chopos las orillas del río, tanto para disponer de madera con el fin de beneficiar al pueblo posteriormente, como para fortalecer sus riberas ante posibles desbordamientos.
  
Se iniciaron en los campos los primeros trabajos de la Concentración Parcelaria.
  
Durante el verano, Luis Ignacio González hizo funcionar una emisora de radio, FM47, la cual emitía durante una hora diaria noticias y variedades propias de la vida cotidiana y de las ocurrencias de la chiquillería.
  
Continuaba cada año la concurrencia de pescadores de trucha al abrirse la veda y la presencia de familias por la zona de Entrerríos los domingos y festivos.
  
Se inició la confección de trajes regionales para que la gente del pueblo dispusiera de los mismos en fiestas y acontecimientos.
  
Gente del pueblo compró una o dos fotografías aéreas del pueblo: una, desde Las Colineras hacia El Castillo y Valderramo y otra hacia el norte mostrando los pueblos hasta La Vecilla y los montes de las Hoces de Valdeteja.
  
Tres nuevas casas: la de Anita Martín Bayón a la entrada del Arroyo, la de su hermano Paco en las Eras y la de Agustín Bayón y Finita en el llamado "cercado" en la calle Real.
  
Los periódicos de León, La Hora Leonesa y el Diario de León, se hicieron eco de nuestra Fiesta que seguía siendo excelente.
  
Fallecieron Simón y Francisca Álvarez Flórez, Tomás García y Emilia, esposa de Martín García Llamera.

 1981

    Una gran nevada durante varios días, al principio de año, dejó incomunicado al pueblo y hubo que recurrir a las palas untadas de brea para espalar calles y parte de la carretera; un helicóptero rondaba en previsión de posibles urgencias; como consecuencia de la misma hubo riada y estado general de gripe.
  
También, los campos cambiaban su fisonomía de siglos al trazarse nuevos caminos (el grijo y barro para ellos se extrajeron del monte junto a la caseta de la carretera quedando un tajo bien visible y un solar en vez de la colina), desaparecieron los antiguos límites de fincas sustituidos por los nuevos mojones y se construyeron las nuevas presas de cemento ya que se continuaban los trabajos de la Concentración Parcelaria.
  
Los problemas de la fuente por el posible desvío del manantial que abastecía la Traída de Aguas en Moncabrón, a los dos años de su inauguración, promovió reuniones y nuevos estudios técnicos, aunque agua suficiente parece que había.
  
Incendios, rápidamente sofocados con la ayuda de la gente, se formaron en el Arroyo de la Nogalina hasta el Arroyo de Moncabrón y por la zona de Las Secadas.
     
Se jugaba al fútbol en las Eras y se recordaba el inicio de la práctica del fútbol allá por 1943 y el sonado triunfo por 7-0 en las Eras de Sopeña de nuestro equipo de 1952, verdadero "coco" de la comarca: Félix, Calixto, Fernando, Juan Antonio, Sergio, Santos, Ernesto, José Mari, Adolfo, Tito Panera y Conrado.
  
Apareció en las Fiestas la pañoleta de colores verde y fucsia con la leyenda "La Mata de Curueño. Fiestas". Se organiza, por primera vez, el Cross Popular de la Mata con gran participación de equipos "extranjeros". Vuelven los periódicos de León a hacerse eco de las mismas.
  
Por el "puente" del Pilar varios jóvenes del pueblo se reunieron para realizar una convivencia con merienda aportada, en parte, por vecinos y familiares.
  
Fallecieron Modesta Álvarez, Gregorio García, Adolfo Fernández Getino, Felisa Fernández Morán y D. Cayetano Rodríguez Fernández (párroco), así como los padres del entonces cura párroco D. Anastasio Alonso.

 1982

    Seguía siendo noticia la Concentración Parcelaria, ya en las obras de finalización con la preparación de sus nuevas parcelas por cada propietario, las cuales sustituirán a las recibidas por herencia o compradas para hacer "capital".
  
El fuego arrasó durante la noche, lo cual impresionaba pues se oía el ruido de las llamas, el monte, al lado del río, desde San Tirso hasta Los Cavales, llevándose los abundantes robles de La Cotina y El Castillo. Una gran desgracia para el pueblo. También hubo otron Valcallo, monte de Pardesivil.
  
Hubo Concejo para estudiar un nuevo proyecto sobre la Traída de Aguas y estudiar la utilización de la fuente de Cubilón, donde se iniciaron algunas obras. 
  
Fernando Sierra mostró la partitura y texto del Himno a La Mata del cual es autor (el Himno a S. Martín, patrono de La Mata había sido compuesto en 1953) y se despidió a Plácido ya que se iba destinado a Argentina para continuar su misión sacerdotal.
  
Se hizo el Homenaje por sus 80 años a Nieves Castro, Ruperto Rodríguez y Luzdivina García.
    
Cerrada la Escuela del pueblo se desplazaban, cada día del curso, a la Escuela Comarcal de La Vecilla Miguel A. Llamera, Toño Getino, Juan y José Antonio Fernández.
  
Fallecieron Obdulia Castañón y Felisa Castro.

 1983

    Hubo arreglo general de las calles bastante deterioradas ya que se repartieron siete camiones de gravilla; continuaron las reuniones para la mejora de la Traída de Aguas, con la esperanza puesta ahora en encontrar agua por donde El Fullascal.
  
Nuevas casas "agrandaron y aguaparon" el pueblo: la de Amador y Nila saliendo para La Cañada, la de Juan y Margarita junto a la caseta en la carretera, el Cortijón de Ángel Bayón también en la carretera por donde la era de La Nogalina y la de Celestina Bayón en el Mayoralgo.
  
La emisora popular de FM de Luis Ignacio González, con sus noticias e historietas, se oía hasta Campohermoso.
  
Fernando notificaba que iniciaba el Libro de Familia de la gente del pueblo y solicitaba datos a la gente.
  
Durante el verano se jugaron varios partidos de fútbol en una competición entre equipos de pueblos cercanos: el de La Mata metió 24 goles a los de Pardesivil y siete a los de Sopeña, entre otros.
  
Las Fiestas del pueblo seguían mejorando y sus festejos ocupaban casi toda la semana última del mes de Agosto.
  
Celebraron sus 80 años: María Álvarez Flórez, Magdalena Bayón Fernández, Leonardo García Bayón e Isaías González González.
  
El párroco del pueblo, D. Anastasio, fue destinado a Palanquinos, siendo sustituido por D. Rogelio Sierra, hijo del pueblo. Después de 32 años de ausencia, visita el pueblo, Gregorio Rodríguez Castro y su familia.
  
Fallecieron Mercedes García Sierra, Magdalena Sierra, Donato Panera, Esteban Sierra, Manuel Castro, Francisco Fernández López y Gustavo David López Celarayn.

 1984

    La Junta Vecinal estaba formada por Felipe Llamera, que seguía como presidente, siendo vocales nuevos Joaquín Pérez y Antonino Getino.
  
Se entregaron, definitivamente, los títulos de propiedad de las fincas que se habían concentrado años anteriores. ICONA plantó hectáreas de pinos en los montes del pueblo.
  
El denominado Rancho Chico, como explotación ganadera, atendía a rebaños de ovejas, cabras, vacas y caballos que pastaban habitualmente por Correcillas siendo sus dueños gente de la Montaña.
  
La casa rectoral, sin párroco como inquilino habitual, salió a la puja anual y se quedó con ella Toñi Álvarez.
  
La organización y participación de las Fiestas iba ya para seis años y se estaba haciendo con la solera correspondiente.
  
Cumplió sus 80 años y fue homenajeada Genoveva Bayón González. Se aprovechó para celebrar los 25 años de sacerdocio de Fernando Sierra Álvarez.
  
Fallecieron Eufemiano Díez, Luzdivina Cármenes, Amalio  García, Lázaro del Barrio y Ruperto Rodríguez.

 1985

    Se adecentaron las calles del pueblo con una buena capa de zahorra y no se pudieron hacer obras subvencionadas en el cementerio ya que no se cumplían los requisitos de ampliación o traslado.
  
Por los avesedos de La Praderona y del Castillo, ICONA estaba haciendo una pista y cortafuegos por distintos parajes del monte, así como repoblando de pinos de la zona de Las Solanas.
  
Se capturaron dos grandes lobos por los Altos de La Requejada los cuales estuvieron expuestos en Sta. Colomba.
  
Las lluvias torrenciales que hubo dañaron el techo de la iglesia por el boquete de la campana y una vecina ahuyentó a quienes intentaban robar en la misma.
  
Se inicia en el Boletín de La Mata la publicación, por parte de Fernando, del Diccionario Lugareño que recuerda las palabras más populares usadas en el pueblo.
  
Se instalan, por primera vez y durante el verano, como colonia juvenil el campamento de JUMAVI (Juventudes Marianas Vicentinas) en la vivienda y huerta del Rancho Chico, al inicio del camino de La Rodera.
  
Las Fiestas levantaron su telón anual y la representación mejoró la de años anteriores.
  
Desde septiembre prestaba servicio la gasolinera más próxima al pueblo, situada en Barrio de Nuestra Señora, la cual es propiedad de Antonio García Castro, hijo del pueblo y vecino de Sta. Colomba.
  
Cumplen 80 años Antonio García Llamera, Eutimia García Bayón, Herminia Muñiz Castro y Gancedo Getino Robles.
  
Fallecieron Gregorio Rodríguez Castro, María Bayón, Amancio Valladares, Martín García Llamera, Josefa García.

 1986

    Por la gran chaparrada de lluvia que cayó, el río y el arroyo de entrada al pueblo venían a "tente bonete".
  
Se publica en el Boletín una extensa biografía del párroco del pueblo, durante cuarenta y seis años, D. Teodoro González Robles.
  
Se inaugura el Bar-Restaurante Las Colineras de Juan Pérez Ugidos y Margarita.
  
Las Fiestas quisieron emular a tanta "movida". Son invitados especiales el P. Joaquín García Bayón y Plácido Fernández García, los cuales habían venido desde Argentina y pasaban una temporada en el pueblo.
  
Se merecieron nuestra admiración  al cumplir 80 años Laudelina Sierra Getino, Mª Teresa González González, Protasio Álvarez Flórez y Ana Díez.
  
Se presupuestaron las obras en la iglesia que consistirán en sustitución del piso por uno de tabla de pino, la pintura de paredes y techo previa la oportuna instalación eléctrica y de nuevas ventanas, la reparación de la espadaña, etc.
  
Fallecieron Asunción García López, Amalio Ruiz y Elisinio García Bayón.

1987

             Se iniciaba la costumbre del paso de la Cabalgata de Reyes por los pueblos de la Ribera y se adelantan en La Mata al día 3 de enero.  Hubo familias venidas a saborear el turrón y el frío en La Mata. Mª Antonia Cuesta y Benito con sus hijos se aposentaron en el pueblo, así como  Angel y Pura en su casa de Los Cortijones.
El "parque automovilístico y de maquinaria" ascendió ya que Miguel Angel Llamera conducía a todo trapo su tractor con remolque.
Se cerraba la veda de caza sin mucho éxito pues el frío entorpeció la crianza de la perdiz y se abrió la de pesca, que es muy abundante, pues el enfermón de aquel año fue leve.
 Junto al antiguo descargadero se colocó en la plaza  el potro para herrar y curar al ganado.
El pueblo fue visitado por tres escritores leoneses para plasmar en sus escritos y máquinas estampas y memorias de La Mata y del río Curueño.
En Entrerríos se armó un buen fuego por descuido de algún pescador, pero el toque de quema y la ayuda de los vecinos aminoró el siniestro.
Se daba cuenta que las ayudas para iniciar las obras de la iglesia del pueblo van ascendiendo debido a la buena respuesta por el desafío de generosidad.
El campamento Arca de Jumavi funcionó interrumpidamente durante el verano y hubo un turno final para los ancianos de la residencia Amanecer de Villaobispo.
La Junta Vecinal queda constituida por Juan Pérez, presiente, Juan Fernández y Antonio Getino, vocales y como secretario, Lucinio Alvarez.
Se coloca el rótulo del Bar Las Colineras que ya va teniendo la entidad que se merece y que es lugar de encuentro, pasatiempo y convivencia para vecinos, visitantes y y forasteros.
La Semana Grande de las Fiestas lo fue y como cada año mejora y mejora.
Los escolares del pueblo en la escuela de La Vecilla son Magdalena, Raúl y Ana; Juan Manuel esté en un colegio de la Virgen del Camino.
Aparecen en el Boletín, por segunda vez y recopiladas por Fernando Sierra, nuestras "palabras más usuales" en el artículo de Diccionario Lugareño.
Se dispone de más agua proporcionada por la Traída, ya que sale a presión, pero bastante embarrada.
Fallecieron Marcelino Aláiz, Trinidad Arciniega y Malaquías Muñíz Castro. 

1988

            Iban finalizando las obras de la iglesia parroquial con mejoras en el pórtico, los piesos, techos y paredes, la sacristía vieja y el campanario así como el tejado, luciendo una gran lámpara en el centro donada por las religiosas HH. de la Caridad.
Se proyecta un nuevo puente por Los Cavales; mejora el piso de las calles con una buena capa de zahorra; se trabaja en una repoblación de plantas en El Soto.   
 La pontona de la entrada al pueblo por El Arroyo se ensancha.
 Finalizan las obras de remodelación de la casa-escuela o escuela "nueva" presentando una sala para reuniones del Conejo, despacho y sala de curas para las visitas del médico y dos cuartos de baño.
Aparece en un programa de Televisión el retablo de la iglesia de La Mata, ya que Pablo Fuertes participaba en una secuencia de tipo religioso.
Se realizó, como cada año, la subasta de El Puerto y se hicieron las hacenderas de diversos caminos.
El pueblo entero homenajeó a D. Plácido Fernández Aller al celebrar sus bodas de oro sacerdotales.
El décimo año de la renovadas Fiestas del pueblo tuvieron un toque especial.  
El Boletín inicia la relación de los miembros de las familias de La Mata con una exhaustiva "genealogía" de la Familia Bayón.
Fallecieron María Alvarez Flórez, Gabriel Getino, Aureliano Bayón Cuervo, Protasio Alvarez Flórez, Jesús Castro, Encarnación Cuesta de Panera y María Díez.

 1989

             Falleció el 9 de enero Fernando Sierra Alvarez, convecino, amigo y sacerdote que, junto con Plácido Fernández García, habían fundado y responsabilizado de nuestro Boletín "La Mata de Curueño, un pueblo que nos une" desde 1979. Se  colocó una placa -homenaje en la fachada de la casa en que nació y vivió durante temporadas.
Un matrimonio, Gabino Antón y Angeles Gago, se hicieron convecinos al comprar la casa de Generoso y Luzdivina.
Un rayo de tormenta originó un fuego por encima de "La Caseta" que con la ayuda de muchos y de tres brigadas de incendios fue dominado.
 Nos visitó el P. Joaquín, venido desde Argentina, que quiso celebrar el homenaje de los 80 años con Pura Castro Fernández, Antonio Fernández Getino, Román Fernández Aller y Erasmo, éste ausente.
 Hubo Concejo para tratar asuntos de la Traída de Aguas, la avería de la instalación eléctrica general por causa de las tormentas, la continuidad del Boletín y la realización de la placa en homenaje a Fernando.
 Se participó y bien en las Fiestas.
El censo escolar lo formaban Alfonso, José Luis, Magdalena, Anabel y Raúl en La Vecilla, junto con José Antonio, Juan y Juan Manuel en situación de internos en colegios de León.
Fallecieron Eutimia García Bayón, Encarnación Llamera y Constantino Suárez (Tinín) que, aunque vecino de Sta. Colomba, nos visitaba semanalmente con su furgón de "ultramarinos".

 1990

            Se tiraron chopos en El Sotillo, en Entrerríos, en El Charcóny y en La Cañada, pero se repoblaron El Soto, Los Balsales y una parte del mismo Entrerríos.
Hubo una sequía tan grande lo cual se aprovechó para arreglar la presa de El Soto; hasta hubo restricciones de agua ya que la Traída se abría cada cinco o seis días teniendo que llevar el ganado al caño y las mujeres a a lavar la ropa a las presas.
Se celebró con comida, juegos y cena la fiesta del Labrador  el 15 de mayo.
Aparecía  una reseña del libro "El río del olvido" de Julio Llamazares, en el que se dedicaba un capítulo a nuestro pueblo.
Hubo más chicos en el campamento de Jumavi, pues organizaron cuatro turnos, uno  de ellos, en una finca de La Cañada.
Nada menos que 7.000 personas acudieron al Corro de Aluches celebrado durante nuestras Fiestas.
Fallecieron Rosario Fernández García, Claudio Martín Bayón, María esposa de Terenciano Bayón Cuervo, Erasmo Díez Zapico, Román Fernández Aller y José Emilio, hijo de Eladino Díez.

 1991

            Fue un año de inundaciones periódicas, aunque el agua de la traída mejoró su distribución.
 
Se colocaron tres contenedores para la recogida de basura.
En la elecciones municipales se reeligió como Alcalde a Onofre García Suárez y aunque no se eligió Pedáneo para el pueblo, en noviembre se constituyó la Junta Vecinal con Simón Rodríguez Castro de presidente, Juan Pérez Ugidos y Juan Fernández como vocales, siendo secretario Lucinio Alvarez Tascón.
Se relacionaban las Fuentes del Pueblo y del Monte con el fin de que alguien se animara a su descripción: La Llamosa, El Mayoralgo, El Pingüe,... Los Caños, de la Vallina del Carro, etc.
 Se notificó la vuelta a España desde Argentina de Plácido Fernández.
 Simón Rodríguez y su esposa Elena se quedaron a vivir en La Mata en las casa de sus padres y Víctor García Llamera con su familia iniciaron, en la "huerta del campo"  una nueva vivienda.
 Antonio García Getino, como luchador de lucha leonesa "Getinín, el de La Mata", se proclamó vencedor de la temporada en "ligeros".
Durante las Fiestas, que siguieron siendo importantes, se homenajeó a Mª Andrea Fernández Aller y a Isidora García Llamera.
Se celebró una boda en la parroquia después de muchos años: la de Angelita Getino Bayón con Raúl Nogués, de Alcalá de Henares.
Fallecieron Balbina Sierra García, Alfredo Alvarez Tascón y Plácido Fernández Aller.

 1992

             Se decidió, en Concejo, traer el agua de la Fuente de El Cubilón para resolver el problema de la Traída de Aguas. Así que los hombres, en hacendera y por las tardes buscaban dentro de la Peña los manantiales y alcanzar más altura; el grijo que extraían se esparcía por las calles del pueblo.
Al final del año, el mismo día 31 aunque de forma provisional, cada casa recibió la bendición de un agua fría, abundante y... curativa.
 
También en Concejo se presentaron los proyectos para la Mejora del alumbrado público y de la cubierta del Puente de Los Cavales.
 
Los lobos hicieron de las suyas por las cercanías por lo cual los ladridos de los perros durante toda la noche hacían que los hombres salieran a vigilar los prados. Se realizaron dos batidas contra ellos autorizada.
Sergio Rodríguez y Encarna estrenaron su nueva casa en la era de su padre y Carlos Rodríguez y Manuela Belloso se hicieron vecinos al comprar la de ellos en la plaza.
El “pozo de los asturianos”, en Entrerríos, se transformó en una piscina fluvial colocando lonas y maderos para remansar el agua; es que ya son casi quinientos los que asisten al campamento Jumavi cada verano. De la piscina se benefician todos los del pueblo.
Las Fiestas estuvieron pasadas por agua, especialmente el domingo.
El Boletín celebró su próximo especial aniversario pues son ya 50 los números publicados con una exposición de lo realizado y de fotografías
Hubo homenajeó a Eduardo García López y a Benigna Getino Díez, ausente esta en Brasil.
Se conectó la red eléctrica del pueblo a otra red de mayor potencia  y se evitarán apagones y bajadas de tensión.
Fallecieron Leonardo García Bayón, Hermenegilda González Almuzara, Cecilia Robles Fernández, Elvira Tascón Bayón, Genoveva Bayón González, Purificación Castro, Mercedes Bayón Castro, Alberto García Sierra, Andrea Bayón Bayón.

1993

             Nuestro Boletín celebró sus "bodas de oro" con la publicación en el mismo con dieciséis colaboraciones especiales, animando todos a seguir y con una crónica donde se expresaba un resumen de cuantos testimonios del pueblo y de sus gentes se había publicado en sus páginas durante esos quince años.
Se finalizaron definitivamente las obras del servicio de aguas proveniente de la Fuente del Cubilón y resultó que fue un año de mucha lluvia durante bastantes meses.
Fue noticia para el pueblo, la provincia de León y para España, pues así lo publicaron los periódicos, que una vaca parió cuatro terneros vivos la cual era propiedad de nuestro convecino Juan Fernández .
 Se tiró el puente viejo de Los Cavales y se está construyendo el nuevo, bastante más amplio y algo más alto, reforzando las pilastras y mejorando los accesos al mismo.
Francisco Martín Martín y José Sierra Getino fueron quienes recibieron homenaje durante las Fiestas, las cuales continúan con cierta admiración de los demás pueblos cercanos.
El pueblo entero participó en la celebración de las bodas de plata  sacerdotales de Plácido Fernández García.
Fallecieron Laurín Castro Fernández, Mª Andrea Fernández Aller y Luzdivina García Llamera.

 1994

             Se iniciaron las obras de pavimentación de las calles de La Mata por medio de la primera fase que comprenderá la entrada del pueblo, la Plaza del Campillín y la calle Real hasta casa de Honorina Getino. Desaparece la fuente del Mayoralgo, pero construirán una con agua del Cubilón en la citada plaza. Fue un espectáculo ver a las grandes máquinas asfaltado tan rápidamente.
El periódico La Crónica 16 de León  publicó  un vídeo dedicado al Río Curueño. Nuestro pueblo solo parecía durante unos segundos mostrando la Vega con la espadaña de la iglesia al fondo.

 
Se jubiló como párroco del pueblo nuestro convecino D. Rogelio Díez Sierra.
El Ayuntamiento colocó placas con su nombre en cuatro calles (Real, De la Moral, De la Iglesia y de La Carretera) y números (hasta 86) en las diversas casas del pueblo.
El 26 de julio se inauguró la Ermita de Sta. Ana -"Nuestra Señora Gloriosa Santa Ana"- en el monte de Sta. Colomba y pretenden reinstaurar la romería de antaño ya que era venerada por los habitantes de los valles del Curueño; al final de año, se inauguró en Sta. Colomba el nuevo edificio de la Casa Consistorial.
 Se inició la publicación en el Boletín de varios artículos titulados "La Mata en 100 fotografías", por el cual Miguel Fuertes Fernández mostrará otras tantas imágenes de viviendas, calles, plazas, fuentes, etc.
 Las Fiestas estuvieron a la altura de los últimos años y se homenajeó a Amancio Fernández López, Víctor García Llamera y a Juan Fernández Getino.
 Hubo abundante tala de pinos en diversas fincas de vecinos del pueblo.
Fallecieron Alberta Getino Juárez, Laudelina Sierra Getino, Emiliano Getino Robles, Mª Teresa González González y Rosalina Bayón.

1995

El Boletín "La Mata de Curueño, un pueblo que nos une" iniciaba su segunda época de publicación al modificar su formato por uno de mayor tamaño.
El necesario arreglo de la carretera se acercaba a La Mata pues se estaba en la fase de Sta. Colomba y llegaba casi hasta la entrada del valle de S. Roque.
Se instalaron trece teléfonos particulares para uso de otras tantas familias permaneciendo el servicio del teléfono público atendido por Margarita Díez.
Las máquinas de ICONA trabajaban en la limpieza y mejora de los montes próximos a un lado y otro del río.
Se celebró la fiesta de los labradores con una comida en el bar de Las Colineras.
En las votaciones municipales resultó elegido alcalde del Ayuntamiento Onofre Rodríguez y Simón Rodríguez como presidente de la Junta vecinal de La Mata, siendo vocales Juan Fernández y José Luis Álvarez.
Hubo una sequía muy grande como no hacía años por lo cual los guardas vigilaban el río y los puertos ya que no podía dejar al río seco para salvar a los peces y las truchas; las fuentes del pueblo no echaban agua.
Un lobo viejo mató a dieciséis ovejas e hirió a muchas más del rebaño de Simón que pastaban en una huerta.
Las Fiestas tuvieron la novedad de entregar a cada vecino La Guía Dibujada de La Mata y se homenajeó a Basilisa Cuesta González por sus 80 años.
El día de san Martín se presentó el párroco nuevo, D. Teotiste Santamarta, que atiende a seis pueblos más.
Se concedieron las obras de la segunda fase de la pavimentación de las calles del pueblo que llegará hasta cerca de la iglesia.
Fallecieron Terenciano Bayón Cuervo (en La Vid), Magdalena Bayón Fernández (en Vitoria), Alberto García Santos, esposo de Mª Paz Fernández , y Francisco Javier Cuesta Díez, sobrino de D. Rogelio.

1996

Una semana nevando en febrero impidió el servicio del autobús y dificultó la vida en las calles del pueblo.
Hubo que arreglar el río por el Pozo de La Olla colocando defensas, parte del Soto y por la zona del Puente Nuevo, de Los Cabales, pues la riada estropeó mucho.
Se sacó tierra roja y barro de la zona de Las Colineras, enfrente del camino del Arroyo a la salida del pueblo, para rellenar tramos de carretera en obras, la cual se finalizó en septiembre.
Se hizo en el Teleclub la vacunación general contra la gripe organizada por el Ayuntamiento.
La Vecilla organiza la Primera Muestra de Gallos de Pluma y Mosca Artificial.
Hubo la cita anual de los tres turnos de chavales que ocupan el campamento Jumavi.
La casa rectoral ha sido alquilada por diez años a unos hijos de Paco Martín y Paula Bayón.
Durante las Fiestas que siguieron en buen plan se homenajeó, aunque ausentes en León y Méjico respectivamente, a Baldomera Getino Díez y Sor Ignacia Cuesta Robles.
Fallecieron D. Marcos Puente Salas que fue párroco de La Mata entre 1958 y 1962, Isabel Robles Bayón (en Santurce) y Víctor M. Bayón Arciniega (en México).

1997

Se iniciaron las obras de pavimentación por las calles desde la entrada del pueblo hasta la casa de Honorina comprendiendo la plaza de Las Nogales; se echó zahorra por las demás calles que estaban llenas de baches.
Se instalaron tuberías con el fin de colocar una fuente en el Campillín con agua de Moncabrón.
Hubo plantación de chopos en el Soto y en Entrerríos y unas máquinas prepararon fincas por la zona de Moncabrón para plantación de pinos.
Varios vecinos realizaron las primeras obras del arreglo de la iglesia como fue el quitar el entarimado y profundizar algo en el suelo con el fin de sanear y evitar humedades; como se encontraron huesos de antiguos enterramientos se colocaron en una bolsa cerca del altar.
Se sintió bastante el terremoto que hubo por el noroeste de España y durante unos días se contempló en el cielo la trayectoria de un cometa.
Aunque una Comisión Gestora se hizo cargo de las Fiestas de manera urgente estas resultaron bien y se hizo el Homenaje correspondiente a Juana Fernández López.
Fallecieron José Mª Valladares Rodríguez (en Alicante), hijo de Colás, Nieves Castro Robles y el P. Joaquín García Bayón (en Argentina).

1998

Finalizaron las obras de la calle Real desde la casa de Honorina Getino hasta la iglesia.
Durante los meses de verano Pilar Fernández organizó en el Teleclub para los chavales un taller de "artesanía" para preparar cosillas y hacer un mercadillo.
Mª Patrocinio García López fue quien recibió el Homenaje durante las Fiestas las cuales mejoraron pues sí que hubo la preparación necesaria.
No hay niños del pueblo que vayan a la Escuela Comarcal de La Vecilla.
Se celebró la festividad de san Martín el 11 de noviembre con misa y merienda.
Un día de las navidades visitó el pueblo la familia de Felipe Fernández que reside en Méjico para celebrar su setenta cumpleaños y conocer el pueblo; él es hijo de Adolfo Fernández Getino.
Fallecieron Francisco Martín Martín, Camino Suárez Bayón, Eduardo García López, Sergio Rodríguez Castro, Mª Soledad Casares Rodríguez y Valeriano Ménguez Riesco.

1999

En las elecciones municipales se eligió alcalde del Ayuntamiento a Basilio Martínez González y como presidente de la Junta Vecinal a Juan Pérez Ugidos, siendo vocales Lucinio Álvarez y Antonio Getino.
Marta Rodríguez Sierra con su marido Jesús Castro y la hija Iris habitan como nuevos vecinos en una casa de La Carretera. La antigua casa de Amalio y Luzdivina ha sido comprada por José Tarodo y Mercedes Abril.
Se tiraron pinos en los Cortijones y en Las Colineras.
La capilla de la Virgen del Rosario en la iglesia es ya exposición de ornamentos y objetos de culto antiguos de la parroquia.
Un grupo de vecinos arregló la cruz con el Cristo de la Buena Muerte y la imagen de la Virgen del Camino.
Se inauguró la fuente en la Plaza del Campillín.
En el verano comenzaron las obras de mejora de la carrtera que comprenderá el tramo que corresponde al pueblo, es decir, desde antes de Roseco hasta cerca de Pardesivil.
Hay por el monte dos mandas de lobos y un lobo viejo solitario.
Finalizaron las obras del Cementerio Nuevo que está al comienzo del Valle de Moncabrón.
En la lotería nacional tocó la "terminación" del número jugado por la Comisión de Fiestas.
Fallecieron José Bayón Arciniega (en México), Ángel García López, Tomasa Robles Ruíz, Mª Ángeles Getino Bayón y Juan Fernández Castro.

2000

Aparece en Internet la página Web dedicada a La Mata de Curueño la cual está organizada por Juan Díez.
José Luis Bayón preparó sobre un palero seco, en el camino del "prado de la iglesia" un nido para la pareja de cigüeñas que solía anidar en un poste de la luz.
Se publicó una nueva Ordenanza de las tasas del servicio de agua potable a los domicilios del pueblo.
Hubo una gran tormenta que produjo bastantes daños en tejados, tapias y arbolado.
Ruper y Mari Tere compraron la casa que está en la Plaza, la cual es conocida como la del tío Joaquín; en la citada plaza Lisardo construyó una casa nueva y Miros y Cristina arreglaron la del tío Ramiro y Delfina.
Hubo una gran crecida del río inundando las fincas próximas desde el Soto de Pardesivil hasta el Sotillo.
Se inauguró el Cementerio Nuevo con el entierro de Antonio García Llamera.
Fallecieron Amancio Fernández López, Honorina Fernández Getino, Santos Orejas Llamera, José Luis Ruíz Fernández, Antonio García Llamera, Paulino González Díez y Juan Fernández Getino.

2001

Se iniciaron las obras del acondicionamiento de las calles en su carta fase que comprenderán las del Barrio Arriba y los alrededores de la iglesia.
Juan Antonio Fernández Rodríguez inaugura la Casa Rural La Tenada próxima a la iglesia y un Centro de Turismo Rural en el Prado del Cuérrago.
Durante las Fiestas se hizo una fotografía que reunió
a más de doscientas personas entre vecinos y amigos como recuerdo del inicio del siglo XXI; se homenajeó a Eladino Díez González.
Se plantaron cantidad de chopos tanto en la ribera del río como en fincas particulares.
Fallecieron Ovidia Castro Fernández, María González Díaz, Juan Manuel Pérez González, Ángeles Gago Prieto y Gabino Antón Rodríguez.

2002

Se realizó una nueva instalación de iluminación de las calles con treinta y seis puntos de luz y un foco que ilumina la fachada con la espadaña de la iglesia.
Recibieron el Homenaje durante las Fiestas Isabel Corral, Adolfo Fernández y Gloria Álvarez-Acevedo, Paula Bayón y Julián Álvarez.
Se hizo un arreglo bastante grande del interior del Teleclub y a final del verano cerraron el bar Las Colineras de forma definitiva.
Joaquín y Paulina arreglaron una casa en El Campillín y Maica y Manolo construyeron la suya al inicio del valle de las Colineras.
Un hijo del pueblo pagó el arreglo del camino al cementerio nuevo desde La Rodera.
Aparecieron una manada de lobos y otra de jabalís, haciendo éstos mucho daño en los campos.
Fallecieron Antonio Miguel Fernández, Celestino González Álvarez, Carlos Rodríguez Martínez, Mª Antonia Cuesta Bayón y Francisco Díez González (Quico).

2003

Hubo una riada aunque no tan grande como otras.
Se quitaron el "potro" y el "cargadero" que estaban junto al Teleclub con el fin de hacer un jardín.
La Junta Vecinal acondicionó como parque "Adolfo Fernández Getino" en el prado donado al pueblo por sus hijos que está al inicio de La Moral.
En las elecciones municipales se eligió como alcalde del Ayuntamiento a Basilio Martínez González y como presidente de la Junta Vecinal a Juan Pérez Ugidos, siendo vocales Antonino Getino y Jesús Castro y como secretario Lucinio Álvarez..
Un grupo de corzos bajan a beber al río y por las huellas se supo que hubo bastantes lobos en el monte; también merodeó un oso porque destrozaba colmenas.
Se encauzó con tubería nueva el manantial de la Llamosa que proporciona agua a las fuentes de la Plaza y del Barrio Arriba, la cual cruza un prado de Adolfo Fernández y sigue por el camino de La Rodera.
Durante las Fiestas se homenajeó a Consuelo Clemente Flórez, Araceli Castro Sierra, Saturnino Tascón Bayón y Mary Montoya Almarza.
La antigua casa de Generoso Castro y Luzdivina ha sido comprada por Girgis Tascón Bayón y su familia.
Fallecieron Severiano Bayón Bayón, Isabel Corral Corral, Teresa Bayón de Maldonado (en Argentina), Pedro González Candanedo y Julia Bayón Castro.


La Mata de Curueño (León) >
Situación I Historia I Gentes I Cultura I Tradiciones I Boletín I Fotos I Fiestas I Turismo I Paisaje Enlaces I

                  Historia: origen y toponimia  > Origen  I  Historia reciente