La Mata de Curueño (León) >
Situación I Historia I Gentes I Cultura I Tradiciones I Boletín I Fotos I Fiestas I Turismo I PaisajeEnlaces I Foro

Boletín 113 - Primavera  2009   Titulares I  Noticias |   Divulgación | Historia |  Documento
                  
          Documento   >   Faenas del campo |   30 aniversario | 

  FAENAS DEL CAMPO. EL REBUSCO

              Plácido Fernández García

Según el Diccionario de la Real Academia la palabra Rebusco significa: “Acción de recoger el fruto que queda en los campos después de alzadas las cosechas, particularmente el de las viñas” Y Otro: “andar en las viñas cogiendo los grumos que han dexado los bendimiadores y de aquí se dixe rebusco la cosa que es muy menuda y se ha juntado de muchos poquitos” (Tesoros de la Lengua Castellana de Sebastián Covarrubias, de 1611).Trilla por La Mata de Curueño (León).
  Confieso mi añoranza un día que estaba leyendo la Biblia, libro del Levítico cap. 19, que dice:” No recogerás las espigas caídas. No harás el rebusco de tu viña, ni recogerás los frutos caídos en tu huerto,  sino que los dejarás para el pobre y el emigrante.
  Se me fue enseguida la imaginación a nuestros”rebuscos”. ¿Cuántos había? Es cierto que se espigaban los campos de cereales en busca de las espigas perdidas, o se dejaba que alguien lo hiciera. Normalmente el fruto recogido era más bien para las gallinas. Unos puñados de espigas bien colocadas en un manojo, daban para más que una suculenta comida. Viene el recuerdo de la gran pintura del realismo francés de Jean François MILLET: “Las espigadoras” del Museo de Orsay.
  Pero había otros rebuscos que eran la delicia de los chavales y no tan chavales. Uno era el de las uvas. Encontrar después de la vendimia en las viñas algún racimo olvidado, o unos gajos dejados por verdes en su momento, si lo permitía el jabalí, era un manjar suculento por lo exótico Merecía la pena saborear cuidadosamente cada uva en el paladar.
  Otro era el de las huertas. La propia y la de los vecinos. El hecho de estar quitada ya la fruta parece que te daba cierta autorización a poder coger aquella manzana perdida en lo alto del árbol. Se la veía además doradita y en su punto. El ansia de probarla afinaba la puntería. Alguna piedra primero y si no se tenía éxito, algún que otro palo volaba por entre las ramas. Normalmente los árboles eran muy altos y no era fácil obtener la presa de manera inmediata. Cuando los árboles eran muy altos favorecían el que quedaran más frutos en el árbol.
  Un rebusco interesado tenía lugar al día siguiente de la Fiesta. Siempre había alguien que perdía alguna cosa, Sobre todo alguna moneda y hasta otros objetos de valor. Se peinaba con cuidado la era al encuentro del botín sorpresa. No se tenían los detectores de metales que hoy día abundan en las playas con igual finalidad.
  El Rebusco. Distracción de chavales  que llenó alguna parte de  nuestras diversiones rurales y que sembró de anécdotas nuestra infancia.

 


30º ANIVERSARIO DEL BOLETÍN

   En su trigésimo aniversario de existencia el Boletín debería ser obsequiado, según los cánones y las costumbres de regalar algo en tales fechas,  con una  Perla o un hermoso collar de tan importantes joyas. 
   En las dos páginas siguientes, las centrales de la revista, se recogen, en un gesto simbólico, un buen puñado de “perlas”, en forma de sencillos y resumidos textos, de algunos de los artículos ofrecidos a los lectores en cada aniversario importante, como son  las revistas que se publicaron en marzo-primavera de los años 5º, 10º, 15º, 20º, y 25º.    
  Se han elegido algunos párrafos de cada uno de ellos, de tal manera que, en el conjunto de los resúmenes, queden reflejados los diversos asuntos que son lema de las páginas del Boletín. 
  Por tanto, se observarán unos cortos testimonios  de Noticia, Tradición, Historia y Documento que son las constantes de nuestra revista “La Mata de Curueño, un Pueblo que nos une”.  
  En cada conmemoración se indica el tipo de material con que estaría hecho el regalocorrespondiente: Papel, Madera, Aluminio, Cristal, Porcelana, Plata y Perla. Esperamos que a los 35, coral; a los 40, rubí, a los 45, zafiro; dentro de 20 años, Oro. 
 En esta página, expresamos la referencia al número primero del año primero en el que se comenzó a publicar el Boletín. Homenajeamos así la sencilla hoja del tamaño folio, doblada por la mitad, publicada en el mes de marzo de 1979.  
  Entonces fueron cuatro páginas; en la actualidad son veinte cada trimestre.
La Mata de Curueño (León).

 

AÑO 1º. Nº 1. Marzo 1979. Obsequio de Papel.

 

Primera palabras. Se pensó que sería bonito unir a los hijos del pueblo por medio de una especie de circular. Pensamos que todos se sentirán satisfechos y con cierta añoranza al ver escrito el nombre del “pueblín”… Esperamos vuestras noticias; con ellas se podrá hacer un resumen y así todos sabrían de todos

La Fiesta. La preparación comenzó el sábado. Coincidió con las Bodas de Oro matrimoniales de Ruperto y Nieves. Por la noche hubo ronda con cantares de “los de antes”, en la que participaron viejos y jóvenes.

Difuntos. Nos han dejado durante el pasado año: Filomena Castro, Felipe Fernández, Eliseo Fernández. Para ellos nuestra oración y el deseo del descanso eterno.

Noticias. El río Curueño se ha desbordado una vez más debido a las intensas lluvias de estas navidades. No respetó el cauce reciente hecho y salió por sus fueros. Casi llega al pueblo.

Encuentro. Sabemos que es difícil un encuentro en el pueblo de todas las familias. Muchas personas hace tiempo que no visitan el pueblo, incluso ni nos conocemos. Por eso podríamos añorar un encuentro. Recordad: los días 25, 26 y 27 de agosto hay una cita en La Mata de Curueño.

 

La Mata de Curueño (León).AÑO 5º. Nº 21. Marzo 1984. Obsequio de Madera

 

Editorial. Las golondrinas volverán. Aparecen en primavera. Vienen de lejos, de muy lejos. Quizás del África misteriosa, de otros climas con menos  inviernos. Su constante pío-pío es la nota musical de todos los aleros. Allí, entre viga, pared y tabla van haciendo su típico nido, de tierra y broza, en redondo, con un ventanuco de mucho fisgueo… Bienvenidas a nuestros balcones, a nuestras vidas, a nuestra primavera, a nuestros aleros.

DocumentoPetición vecinal en 1911. Los abajo firmantes manifestamos que nos hallamos conformes en que siga la capital de este Ayuntamiento en Sta. Colomba como hasta la fecha debiendo ser preferido ésta a Barrillos por hallarse a la vía férrea próximo.

Biografía. Dominica Bayón Sierra. Nací en La Mata el 20 de julio de 1920. Mis padres son Cayetano Bayón y Jacoba Sierra… Ingresé en el convento de Plasencia (Cáceres) de Religiosas Clarisas Capuchinas el 30 de diciembre de 1939. Recuerdo con mucho cariño mi ingreso, porque fue un recibimiento muy simpático. Bajó toda la Comunidad a recibir a la “criatura”. Subimos cantando y con panderetas -era tiempo de Navidad- hasta el Cenáculo, una gran sala donde había instalado un hermoso “Belén”… Me fui a acostar en un lecho que eran unas tablas con una manta debajo y dos encima para abrigarme… Mi vida de fraternidad, tejida por esas virtudes que, por fuera, tienen poco relieve, pero que parece que agradan a Dios.

 

AÑO 10º. Nº  41. Abril 1989. Obsequio Aluminio.La Mata de Curueño (León).

 

Nota. Número dedicado a Fernando Sierra que había fallecido el 9 de enero.

Salmo de mi existencia. Poema de Fernando. Quiero llorar dulcemente. Sorber la linfa de mis ojos. Quiero exprimirme y soplar la pluma de mi ser. Agotarme en mí mismo. Convertir el viento en amor. Quiero perderme y ser Tú… que no quiero ser yo.

Recuerdo de Plácido. Poesía. Fernando, amigo: sigue bendiciendo a tus paisanos hasta que llegue el encuentro deseado; y mientras, te pido que ensayes el “Cantemos hijos de La Mata” con los tuyos y los nuestros de ese lado.

EducadorTestimonio de un compañero. Preparaba con ilusión un libro de “momentos de oración” que iba a titular “Estaré ante Ti cara a cara”. Seguro que Fernando ha podido decir con plenitud: “No hay más Dios que Tú, ni más sentido a la vida que el tuyo”.

Cumplen 80 años y les esperamos en las Fiestas a Pura Castro Fernández, Antonio Fernández Getino, Román Fernández Aller. P. Joaquín García Bayón, Erasmo Díez Zapico.

40 números de una revista como la nuestra, son el reflejo de un entusiasmo compartido por todos, de un trabajo silencioso y de un tesón incomparable.

 

AÑO 15º. Nº 53. Primavera 1994. Obsequio de Cristal.La Mata de Curueño (León).

 

Desde La Mata. Noticias. Siguieron las obras del puente viejo durante estos meses. Han colocado cantidad de hierro en el encofrado y en la tapa y ya trabajan en los lados y en la orilla Va aquedar un puente muy hermoso, algo más alto y arreglados los alrededores también.

Diccionario lugareño. Embozarse. En nuestra zona tiene el sentido de llenarse de basura, de barro o, simplemente, de atascarse. “Se embozó la máquina y no tiró más”.

Aves y pájaros. Engaña pastores. Es un ave rapaz del tamaño del azor. A mí, que me tocó mucho ir con las ovejas y la ayuda al pastor, recuerdo que cuando aparecía este pájaro haciendo piruetas, ya que realiza acrobacias inimaginables y hasta parase en el aire sin moverse, decía el pastor “ojo, que puede venir el lobo”, ya que se decía que al mirarle te entretenía y entonces te atacaba el lobo.

Presentamos a Felipe Muñiz Fernández. Hijo de Malaquías y de Emilia y hermano de Emilia y Ana María. Salió de La Mata en 1949 rumbo a Méjico. Es presidente del Consorcio de Fábricas Asociación Industrial Vallejo A.C. que aglutina a más de cien empresas. Frecuentemente vuelve por La Mata y es un libro abierto de recuerdos y anécdotas. También sus hijos y nietos nos visitan.

 

AÑO 20º. Nº 73. Primavera 1999. Obsequio de Porcelana La Mata de Curueño (León).

 

Portada. Todos los caminos llevan… a La Mata de Curueño (fotografía de la placa de ruta a la entrada del pueblo.

Historia. Las casas de La Mata. Casa pobre y casa rica, de planta baja con ventanucos indignos y casa de dos plantas de canto rodado. Con ventanas bordeadas de ladrillo y balcones con forja y gran portona. Casas de suelos de tierra y casas enlosadas de baldosa y tabla ancha. Casa pobre y casa rica, enlazadas en la misma armonía…

Antier. Fotografía. Siempre hubo “celebraciones” que alguna humilde cámara fotográfica guardó. Hace unos cuarenta años se inauguraba la fuente de la plaza: el pueblo hace corro, una niña -Nati- recita versos y las tortillas, vino y tartas esperan sobre mesas de cocina. (Fotografía de grupo).

Enfermos. Los Hijos del Pueblo. Por el hospital han pasado varias personas. Joaquín García, en Avilés, para arreglarse algo de rodilla; Angelita Getino, en Alcalá,  por algún problema de hígado; Juan Fernández aguantó una mala pasada cardiopulmonar; Mª Ángeles Fernández, en Bilbao  reposa con su cadera contusa por una caída, Paula Bayón  continua con los achaques pero la sonrisa no se le va de su dulce rostro.

 

AÑO 25º. Nº 93. Primavera 2004. Obsequio de PlataLa Mata de Curueño (León).

 

Editorial. Tenemos ya 25 años y disponemos de 1.550 páginas. ¿Quién da más? La alegría es una palabra de eternidad y debe ser recibida como la presencia de un buen río. Como nuestro Curueño. Así que mostramos nuestro alborozo por la herencia recibida -este Boletín-  que compartimos con tantos vecinos, amigos e instituciones.

Conmemoración. De los testimonios. Una revista que desafía las leyes de supervivencia. Su propuesta literaria sigue el ritmo de las estaciones del año, acomodándose a nieves y flores, cosechas y rastrojos, sequías y riadas: como señal viva del continuo retorno, como reclamo de inmortalidad.

Genealogías. Familia Álvarez (2). Faustino Álvarez Fernández (17-2-1858; 28-12-1939) oo Victoria Gutiérrez García (Correcillas, +14-1-1945). Hijos: 1. Emérita (28-2-1886). 2. Iluminada (28-11-1887; 14-8-1949)  oo Gustavo López. 3. Bonifacio (3-6-1890; 13-2-1972) oo Concepción Sánchez. 4. Fernando (30-5-1893) oo Antonia Huarte. 5. Julián (9-1-1896; 12-7-1979). 6. Modesta (4-11-1897; 19-1-1891) oo Arsenio Llamera. 7. María Ángeles (31-7-1903; 14-9-1970) oo Esteban Sierra.

Referencia. Veinticinco años. Al cabo de los años sus páginas (las del Boletín) son llama, mano, eco, espejo y sombra: llama que no muere por sí misma sino que arde…, mano tendida en el camino de todas las esperanzas…, eco de palabras con respuesta en los días recorridos…, espejo de miradas que reflejan en armonía otras…, sombra que cobija bienaventuranzas de savia poderosa, caliente y confortada.

La Mata de Curueño (León) >
Situación I Historia I Gentes I Cultura I Tradiciones I Boletín I Fotos I Fiestas I Turismo I PaisajeEnlaces I Foro

Boletín 113 - Primavera  2009   Titulares I  Noticias |   Divulgación | Historia |  Documento
                  
          Documento   >   Faenas del campo |   30 aniversario |