La Mata de Curueño (León) >
Situación I Historia I Gentes I Cultura I Tradiciones I Boletín I Fotos I Fiestas I Turismo I PaisajeEnlaces I Foro

Boletín 103 - Otoño  2006   Titulares I  Noticias |  Fiestas 06 | Divulgación | Historia |  Documento
                  
  Fiestas 2006   >   Pregón fiestas I Crónica I Homenaje I Miscelánea  I Fotos fiestas I

  PREGÓN DE FIESTAS 2006

Joaquín García Gutiérrez

     ¡Vecinos, Amigos, Visitantes de este Pueblo, llegados de todos los rincones: Bienvenidos al Corral de las Sopejas y bienvenidos a las fiestas de LA MATA DE CURUEÑO 2006!

Gracias a todos los que estáis aquí y, especialmente, a quienes años tras año, gentilmente, nos abren las puertas de su hogar (por favor un aplauso para Emilia, Manolo y familia).

Desde esta noche mágica, recordamos, de corazón a corazón, a los que se han ido, a los recién llegados y a los que acumulan años y publicaciones (ya más de cien) a sus espaldas: Nuestro querido boletín “La Mata de Curueño, un pueblo que nos Une”.

Estamos aquí para Compartir: Compartir risas, alegrías, encuentros.
Compartir sopas, vino, rifa y chocolate. Compartir brisca, mus, parchís y tute.
Compartir bolos, aluches, fútbol y  verbenas. Compartir carrozas, disfraces, bailes y gimkana.
Compartir, en definitiva, la vida, el sueño, la ilusión y la Palabra.

Y si, como decía el poeta, “La infancia es la patria del hombre”, nuestra patria está aquí,
en La Mata de Curueño: el pueblo donde muchos vivimos nuestra infancia.
El pueblo donde aprendimos, entre paseos y tertulias, que la soledad es menos soledad
y el tiempo se apresura como queriendo escaparse.
El pueblo al que traemos, año tras año, a nuestros hijos y a nuestros nietos para dejarles el legado de una infancia inolvidable. El pueblo al que honramos desde este Corral... Y aunque alguno, ingenuamente, nos quiera imitar con aquello de “Opá, yo viacé un corrá...”, decirle que, llega tarde, pues la idea de este Corral de las Sopejas ya está inventada, patentada y a buen recaudo entre sus moradores. Que se ande ese “Koala” con cuidado, no le vayamos a reclamar los derechos de autor. Porque, este pueblo encierra en si mismo el gran secreto de las pequeñas cosas:

No se trata de un lugar de veraneo al uso, como Marbella, los Pirineos o las islas.
Aquí no hay playa., pero tenemos el río Curueño.
Aquí no hay tiendas ni escaparates, pero tenemos 3 panaderos, 2 pescaderos, 2 fruteros, 2 carniceros, 1 colchonero y hasta 1 melonero. Aquí no hay cobertura de móvil, pero tenemos nuestro “Radio Patio” particular.
Parece que no hay muchas cosas, es verdad.
Pero aquí sabemos que son necesarias bien pocas para ser Feliz.

¡OJALA QUE TODOS LO SEAMOS! ¡FELICES FIESTAS 2006!

                     


CRÓNICA DE FIESTAS 2006

Ver en el calendario la última semana, con domingo, de agosto es decir Fiesta en La Mata de Curueño. Así que los vecinos y cuantos se acercan al pueblo, particularmente por esos días, sintieron el ánimo festivo y contribuyeron a mantener la tradición en honor del santo patrón San Martín. El Boletín también lo siente y lo transmite desde hace veintiocho años con el fin de que se guarde memoria de lo acontecido y los ausentes lo vivan en el recuerdo.

Fueron preparativos inmediatos que anunciaban fiesta la llamada multicolor de los carteles en la fachada del Teleclub, la preparación de la hierba en la Era y en el Parque, los juegos en el Corralito y el aspecto más cuidado de la Bolera.

Domingo, 20. Se continuó con la costumbre de que al mediodía la Comisión de Fiestas llame a cada casa, entregue el programa, el sobre para la votación y el obsequio especial de recuerdo (este año botella de vino). Nada menos que 2.500 € fue la generosidad, la cual se ampliaría con la venta de polares y sudaderas restos del año pasado.

Del lunes 21 al jueves 24 los juegos al aire libre –rana, llave, ping·pong, baloncesto- y de mesa –parchís, brisca, tute, mus- ocuparon a niños, jóvenes y mayores que en gran número participaron u observaban las partidas dentro y fuera del Teleclub ya que siempre hay alguien que lo prefiere.

El miércoles 23 fue un día para dedicarlo, por la mañana, a la Hacendera con el fin del embellecimiento del pueblo por medio de la limpieza de las calles y el adorno del Corral de las Sopejas, la colocación de pancartas y banderolas, la  preparación de las gradas del Corro y del campo de fútbol y el cableado de la Era; por la tarde, la merienda en el Teleclub para reunir a los “hacenderos” y aprovechar las aportaciones culinarias de las vecinas; por la noche, más chavales que mayores, recordaron que el Escondite es un juego que nunca muere. Algunos acabaron en la Escuela vieja, acondicionada ocasionalmente como lugar de encuentro de la juventud.

El jueves 24 cerca de cuarenta ciclistas, ente pequeños y mayores, se fueron en Marcha hasta Sopeña por los caminos próximos al río, hicieron parada en el bar y volvieron visitando la ermita de S. Tirso donde pudieron observar el deterioro de la misma; por la tarde, el variopinto grupo de Disfraces, de quienes se inician y de quienes mantienen este afán, alegró el panorama y el ambiente, recogió en su recorrido por las calles gran cantidad de galletas, pastas y dulces para acompañar a la Chocolatada, la cual a pesar de los calores, siempre sabe a gloria. Las finales de los juegos de mesa acapararon la expectación sabida y aunque hubo mucho ensayo de los juegos al aire libre los mayores no acabaron de competir y se quedaron sin premios.

El viernes 25, como es costumbre, es el día que más participación requiere. Este año se inició con la exposición en el Teleclub de cuadros a pastel y con motivos de personajes, rincones y entornos del pueblo que José del Riego, esposo de Maribel Ruiz Corral, había realizado. La Costillada, con mucha asistencia en el campamento Jumavi, ofreció uno o dos o tres sabrosos platos de patatas con costilla acompañados de chorizo y pinchos a la brasa, finalizando con trozos de las tortillas y tartas presentadas a concurso; la tarde se fue con los partidos de fútbol en el campo del Parque donde los chicos ganaros a las chicas y los casados a los solteros; por la noche, con menos personal que otras veces, se tuvo la reunión del Corral de Las Sopejas, la cual sigue siendo algo muy nuestro y que da originalidad a nuestras fiestas respecto a las de otros pueblos, según parece. Gemma Miranda, presidenta de la Comisión de Fiestas, consiguió que el Pregón, los Bailes, las Sopas y Limonada, la Rifa de regalos y la entrega de Premios, un año más, que la reunión fuera entrañable. Joaquín García hizo un hermoso Pregón, veintisiete regalos preparados con los obsequios de los vecinos a tal fin alegraron a otros tantos con suerte y la sorpresa de un recuerdo-trofeo para muchos de los que han formado el a lo largo de los años agradó a todos y emocionó a más de uno. La verbena en la Era, a la entrada del pueblo, estuvo a cargo de la Discoteca Studio 45.

El sábado 26 consistió, por la mañana, en el recuerdo para nuestros Difuntos del año con la misa y el responso, el desfile de Carrozas -“santa campaña” y “parchís”- con el consiguiente Juego del Agua en fuente y presa para aligerar adrenalina de chavales y jóvenes. Los cada vez más atractivos y variados Juegos Infantiles y Juveniles acogieron en el Parque, por la tarde, los esfuerzos, alegrías y penas de los más de cincuenta competidores que llenaron dos horas de entretenimiento del bueno. Al mismo tiempo, en la Bolera, individual y emparejados, unos veinte aficionados intentaban -y bastantes lo consiguieron- que las bolas fueran dóciles a sus deseos de acierto; este año hubo una tirada especial para hacerse con el trofeo “Lisardo” en reconocimiento de quien preparó con esmero el Castro. La Verbena en la Era cerró el día, aunque antes, al anochecer, Javier Markínez quemó un excelente conjunto de Fuegos artificiales en La Rodera. 

El domingo 27, como día grande de la Fiesta, se hizo, por la mañana, que la imagen de san Martín saliera en procesión por las calles del pueblo detrás del Pendón verde y fucsia que Carlos ondeaba, antes de reunirse para la Misa Solemne en su honor; se tributó, a continuación, con discurso, bailes y música el Homenaje de cariño y veneración a Emilia Bayón, Angel Bayón y Joaquín Pérez en sus 80 años de vida y a Ana Díez Zapico por su centenario cumplido en Madrid; se siguió con la Convidada que los homenajeados y la comisión hacen a los vecinos presentes. Por la tarde, el Corro de Lucha leonesa, tan arraigado en el pueblo, reunió a cincuenta luchadores y a cerca de seiscientos espectadores.

El Lunes 28 se realizó la recogida de tantos afanes festivos con la Velada de Fin de Fiestas que consistió en finalizar tanta galleta y dulces en una nueva chocolatada, la entrega de más premios y trofeos, la exposición de las Cuentas  -con saldo positivo- y la relación de los elegidos para formar la Comisión de Fiestas 2007.

El próximo año más y mejor.


HOMENAJE 80 AÑOS  

De corazón sabemos muy bien y mejor que nadie que este acto de Homenaje a estos Hijos del Pueblo, que hoy lo presiden, es una de las actividades que más realzan nuestras Fiestas.
Rodeamos, pues, con cariño y admiración, a Emilia y a Joaquín y nos vamos, en espíritu y casi con la mirada, hacia el Curtijón, en la carretera, donde vive Ángel, representado por María del Mar, hija de su prima Teresa, ya que los tres cumplen 80 años en este 2006. Además, ampliamos nuestro sentimiento hacia Caridad Ana que en Madrid ha celebrado el centenario de su vida.
El año pasado hizo 25 años que el pueblo de La Mata de Curueño estableció esta costumbre que hoy nos reúne. Así añadimos una más a tantas tradiciones como nuestros antepasados nos han transmitido.  

Emilia Bayón Castro, nacida durante los fríos de un 15 de enero, se unió a la familia numerosa que los vecinos Felipe y Filomena formaron en el pueblo. Su adolescencia sintió la lejanía ocasional de los suyos al permanecer en Tolibia de Arriba durante los tres años de la guerra civil. Algunas familias del pueblo y de León recibieron el buen hacer de su desvelado servicio antes de casarse con Manolo Rodríguez el 19 de octubre de 1950.
Sestao, en Vizcaya, ha sido su residencia desde entonces. También ha vivido entre nosotros en su casa de la calle Real, antiguo torreón de Valerio, siempre abierta y que se hace entrañable Corral de las Sopejas durante las fiestas.
Emilia es el arquetipo del ama de casa, fiel a sus labores de esposa, madre y vecina, además de su curiosidad por saber más y de relacionarse tanto por participar en diversas actividades como por hacer excursiones. Pero es la generosidad de su vida entera la que ilumina esa bondad que aflora en su rostro, en sus palabras y en sus actos. Manolo, Camino y Mª Amor guardan un verdadero tesoro en sus vidas.

La llegada a La Mata por la carretera de Barrio se aviva al pasar por el paraje tan próximo com es la finca del Curtijón donde Ángel Bayón Cuervo ha empleado un esfuerzo tenaz y admirable durante los últimos 20 años desde su jubilación.
Tomás y Gumersinda, vecinos del pueblo, alumbraron un 7 de septiembre a quien supo desde muy niño que el duro trabajo marcaría su vida; varias familias de La Mata, así como de Ambasaguas y Pardesivil, testificaron su buen hacer de casi niño, adolescente y joven; ocupó algún tiempo de electricista en Madrid antes de ir a la mili en Salamanca.
Pero fue en la mina, primero en La Vid de Pola de Gordón y luego en la Vasco de Ponferrada, donde nuestro vecino desbordó en esfuerzos, ya que su voluntarismo para lo más arriesgado hizo de él un excelente minero en su sentido pleno.
Su esposa Pura, con quien se casó el 25 de noviembre de 1949, es expresión viva de la sencillez y de la compañía silenciosa de la vida de Ángel en el pueblo. Ella y sus hijos Higinio y Gelo coronan su esforzada vida.

 Nos complace acercarnos a la vida de Joaquín Pérez Díez que, nacido un 7 de septiembre en S. Millán de los Caballeros, en las tierras leonesas del Páramo, ya es de los nuestros. Debe ser así ya que en él y en su familia hacemos memoria agradecida de cuantos, a lo largo de los siglos, se aposentaron y permanecieron en el lugar de La Mata.
Porque hace 44 años que Joaquín, con su esposa Juliana y sus cinco hijos -Joaquín, Juan, Ignacio, Manolo y Evaristo- vinieron al pueblo para encargarse del capital, como se decía, que la familia Ruiz Fernández, de Boñar, tenían en el pueblo. Fueron doce años dedicados a la labranza, a la ganadería y a trabajos de servicio público con sus máquinas. Luego, se independizaron y formaron una unidad de esfuerzos, para más tarde ser todos y cada uno excelente referencia de servicios diversos para nuestras gentes y las de la Ribera y la Montaña.
Joaquín nos ofrece  el ser considerado por la vecindad como garantía de buen conocedor de tierras y parajes, de ser representante para el bien común en varias Juntas vecinales y de ser excelente conversador en las diferentes circunstancias de la vida cotidiana del pueblo.

También llega nuestro cariñoso recuerdo para quienes, como ellos, nacieron en 1926 en La Mata: Alfredo Álvarez Tascón, hermano de nuestro vecino Lucinio, y Patricio Bayón García, hijo del tío Cayetano, fallecidos hace algunos años.

Homenajeamos y expresamos nuestra veneración a Caridad Ana Díez Zapico, nacida el 26 de julio de 1906. Sus cien años bien lo merecen. Esta hija de Juan Díez, de Sta. Colomba, y de Dolores Zapico, la tía Dolores, de Aviados, nació y vivió algún tiempo en la humilde casa familiar que estaba al inicio de La Rodera, junto a sus hermanos Mª  Andrea, Modesta, Jerónimo, Pedro, Aurora y Erasmo. Ana formó su familia en Madrid, donde sus hijas Ana y Aurora velan por su ancianidad.

Felicidad y salud para el resto de los días de Emilia, Ángel, Joaquín y Ana; también, para todos nosotros.

 Miguel Fuertes González


MISCELANEA

JUEGOS Y CONCURSOS

El panel de “excelentes” en los diversos juegos y concursos:
Brisca
. Pequeños: Lidia, Cristina Panera y Roxana; Mayores: Marisa, Lucinio y Plácido
Tute
. Pequeños: Lidia y Cristina Panera; Mayores: Marta y Jesús Castro
Parchís. Jeny y Elena;    Mus. Angel y Paula
Rana.Carmen y Alejandro. Llave. Lidia y Said
Bolos. Individual: Agapito Robles. Parejas: Agustín y Salvador;           Trofeo Lisardo: Agustín Bayón.
Fútbol. Chicos, 7; Chicas, 3. Casados, 5; Solteros, 4
Tartas
: Cristina Caballero. Tortillas: Florinda Sierra
Lucha Leonesa.
Ligeros: Luis A. Rodríguez;     Medios: Héctor García.
                             Semipesados: Clemente Fuertes.     Pesados: Roberto A. Moro.
Trofeo especial Fiestas 2006
: Grupo de Baile Los Cantarales de La Mata de Curueño

CUENTAS

Los Ingresos para la realización de las Fiestas fueron de 8.129 € y los Gastos de 6.742 € por lo que el saldo ha sido favorable y quedará en la cuenta bancaria. La donación de los vecinos fue de 2.480 €.

 La realización del Corro de Lucha Leonesa supone 4.000 € entre premios y gastos de Federación, obteniéndose de entradas 2.264 € y una subvención de la Diputación de León de 500 €, aproximadamente. Si se desea continuar organizando el Corro se necesita algún patrocinador especial para el mismo.

 COMISIÓN DE FIESTAS

Quienes se responsabilizaron de manera especial formando la Comisión de Fiestas durante este año de 2006 fueron: Gemma Miranda, Jesús Robles, Lorenzo Fernández, José Tarodo, José del Riego y Miguel Fuertes.
Nuestra gratitud hacia ellos y a los muchos colaboradores.

La votación de los vecinos para la Comisión de Fiestas del  año 2007 dio el siguiente resultado:  Gemma Miranda, José Tarodo, Pilar Fernández, Jesús Robles, Mª Engracia Llamera y Lorenzo Fernández.

Están como primeros suplentes: Anita Martín, José del Riego, Mercedes Abril, Joaquín García y Margarita Díez.

LOTERIA DE NAVIDAD

 El número 18376 es el que La Comisión de Fiestas ha elegido, en décimos y participaciones para la Lotería de Navidad.  Se pueden solicitar:

León: Miguel Fuertes.  La Mata: Margarita Díez, Jesús Robles y Bar Las Colineras.
Avilés. Mercedes García.


La Mata de Curueño (León) >
Situación I Historia I Gentes I Cultura I Tradiciones I Boletín I Fotos I Fiestas I Turismo I PaisajeEnlaces I Foro

Boletín 103 - Otoño  2006   Titulares I  Noticias |  Fiestas 06 | Divulgación | Historia |  Documento
                  
  Fiestas 2006   >   Pregón fiestas I Crónica I Homenaje I Miscelánea  I Fotos fiestas I