Excelente trabajo de James Cameron, en el que se enfrenta a la película más cara de la historia, y al barco más famoso. Estrenada en un tiempo en el que el cine de catástrofes se ha puesto de nuevo de moda, esto es solo una casualidad, pues aunque la catástrofe es inevitable en la película, esta convive con la historia de amor entre los personajes interpretados por Leonardo Di Caprio y Kate Winslet.

    La película comienza cuando en una inmersión al Titanic el cazatesoros Brock Lovett (Bill Paxton), buscando un medallón, encuentra un dibujo de una mujer desnuda llevando ese medallón  Las imágenes del dibujo aparecen en la TV y una anciana que la ve se pone en contacto con Brock diciendo que ella es la mujer del dibujo.

    Brock, buscando nuevas pistas del paradero del medallón la hace trasladar al barco desde donde dirigen la operación. Entonces la anciana cuenta la historia  de su viaje en el Titanic, y la película pasa a ser un flash back.

    Rose De Vitt Brutaker (Kate Winslet) es una rica americana que viaja a su país natal junto con su madre y su novio, para casarse con este, aunque no siente ningún afecto por él. Jack Dawson (Leonardo Di Caprio) es un bohemio artista que, junto con un amigo, gana su pasaje de tercera clase a bordo del Titanic.

    El destino hace que se encuentren y se enamoren, olvidando la diferencia de clases y al celoso Cal Hockley (Billy Zane), el novio de Rose.

    Y hasta aquí los primeros 90 minutos de película.

    La siguiente mitad empieza con el choque del Titanic con el iceberg, que produce el caos en el barco cuando se hunde. Y en medio de ese caos los intentos de Hockley por librarse de Dawson para recuperar el control sobre Rose.

    El final del Titanic es por todos conocido: 1517 de 2207 personas murieron en la más sonada catástrofe en la historia de la navegación civil. La supervivencia dependía de si se era hombre o mujer y la clase social a la que se pertenecía.

    James Cameron ha conseguido un acabado magnífico en esta película, en la que ha tenido máxima precisión hasta con el más pequeño detalle (dio vuelta a algunos negativos y retocó imágenes por ordenador para que la posición del sol en escenas sobre cubierta coincidiese con la del crucero iniciado el 10 de Abril de 1912).

    De la realización de los efectos especiales se encargó Digital Domain (empresa de Cameron) y la Industrial Light & Magic. Aunque prefirió no abusar de los ordenadores, eliminando 100 retoques. Aún así 160 planos trucados por ordenador fueron incluidos en el montaje. Para la recreación del Titanic fue construida una maqueta de 240 metros de longitud, solo un diez por ciento más pequeño que el original. Tubo que construir un megaplató que se comió 40 millones de dólares. Inundó otros cuatro lujosos platós que albergaban el puesto de mando, diversos camarotes, la sala de máquinas y el comedor principal. Un millar de extras participaron en algunas escenas del film.

    Tan entusiasmado estaba con este película que cuando hubo superado el presupuesto de 200 millones de dolares habló con las productoras y renunció a cobrar su sueldo para terminarla. Al final la película más cara de la historia, con 285 millones de dólares. Para considerarla un éxito deberá recaudar 500 millones en todo el mundo.


 Ficha Técnica
    Dirección: James Cameron
    Intérpretes:

    Producción:

    Guión: James Cameron
    Fotografía: Russel Carpenter
    Montaje:

    Música: James Horner
    Diseño de producción: Peter Lamont
    Nacionalidad: USA, 1997
    Duración: 194 minutos
    Distribuidora en España: Hispano Foxfilm
    Producida por la Fox y la Paramount


 Ganadora de 11 Oscar de la edición de 1997, entre ellos el de mejor película y el de mejor director.