Cómo se trabaja en clase

A.      Situémonos

B.      Topándome con la idea

C.      Dándole forma

*      Objetivos:

*      Metodología:

*      1º.Lectura individual, silenciosa y en voz alta

*      2º.Comentario en grupo

*      3º.Trabajo individual en casa

*      4º.Confección de un mural

*      5º.Elaboración de un libro

D.    Valorando resultados

*      La experiencia en números

*      Qué me parece a mí

*      El grado de consecución de los objetivos planteados:

*      El grado de satisfacción final que genera.

*      ¿Dónde están las claves...?

*      Constancia.

*      Comentario oral en grupo.

*      Motivación.

E.     Qué les parece a los alumnos

*      Lo que hacemos es importante

Milagros

*      Soltándome a leer y escribir

Wenceslao

*      Deseando que llegue el miércoles

Alfonsi

*      Peleando para sacar lo mejor

Amada

*      Orgullosas de nuestro trabajo.

Cali

*      Yo pensaba que esto iba a ser un rollo

Pilar d.

*      Cada semana me sale mejor

María

*      ¿Entenderlas o disfrutarlas?

Leonor

*      Algo que merece la pena

Agripina

*      A unos les gusta más y a otros nos gusta menos

Martina

*      Aprendiendo a escribir y a expresarnos mejor

Ángela

Situémonos

En nuestro centro, el quipo de profesores del ahora denominado Tramo 1 de Educación de Adultos ha elaborado unas propuestas de trabajo a partir de las diferentes experiencias en las aulas, sin otras pretensiones que las de brindar la ayuda que, como profesores antiguos del Centro y del Tramo, podamos ofrecer a aquellos compañeros que se incorporan por primera vez a trabajar con nosotros.

De estas propuestas extraigo alguna de las sugerencia que hacemos para trabajar la expresión escrita.

"Las actividades de expresión escrita que realicen nuestros alumnos deben ser el resultado de un proceso de trabajo que les proporcione la información necesaria para que, más tarde, ellos puedan escribir. Cuando hayamos hecho ese trabajo, podremos pedirles que elaboren su propio texto”.

El trabajo a partir de textos, sobre todo en los segundos cursos de este primer Tramo, es una de las bases metodológicas del proceso de enseñanza-aprendizaje. Yo me atreveré a decir que es la base principal de la metodología con la que afrontar dicho proceso. Por eso quienes andamos en estas tareas estamos siempre al acecho del texto perfecto.

Topándome con la idea

Dicho lo dicho, en la rebusca de textos un buen día me encontré con un romance que contaba la historia de un caballero cristiano que, buscando novia, se lleva a una moza que andaba cautiva entre moros pero que, a la postre, resultó ser una hermana suya que, siendo muy niña, había sido raptada.

El texto no era muy extenso, la historia estaba completa, el argumento "para adultos", la calidad buena... ¡Eureka! ¡Uno más para la selección! Lo arreglé, lo pasé al ordenador, a la impresora, fotocopiadora... y a clase. Lo leímos, aclaramos alguna plabreja, lo releímos... Y al comentarlo...

¡Surgieron cientos de temas!: Que si los "moros", que si los cristianos; que si cómo conocí yo a mi novio; que si para chasco el que yo me llevé un día cuando...., que si en mi pueblo se enamoraron dos hermanastros...

A la semana siguiente los alumnos traen cada uno su redacción a partir de lo que el romance le ha sugerido. Unas hablan de noviazgos que fueron, otras de noviazgos imposibles; unas hablan de cautiverios, otras de liberaciones; unas de encuentros, otras de encontronazos...

Dándole forma

Es evidente, o al menos a mí así me lo pareció en un principio, que los poemas son textos con un potencial motivador enorme. Lo malo es que son muy difíciles de trabajar... y más en el Tramo 1

...¿muy difíciles de trabajar?... ¿y más en el tramo 1?...No dejaba de ser un reto.

Me propuse los siguientes

objetivos:

1.       Que los alumnos escuchen y lean textos literarios líricos

2.     Que descubran que la poesía habla de sentimientos humanos que no les son ajenos

3.     Que, a partir de lo que sienten tras la lectura, comentario y reflexión de un poema, expresen por escrito sentimientos propios.

4.     Que apliquen las técnicas aprendidas (orden alfabético, resumen...) para buscar en enciclopedias y extraer datos relevantes sobre los autores de los poemas.

Para llevarlos a cabo, establecí la siguiente

metodología:

1º. Lectura individual, silenciosa y en voz alta

a.      El profesor presenta dos poemas a la clase.

b.     Se deja un tiempo para la lectura individual y silenciosa

c.      El profesor lee los dos poemas en voz alta.

d.      Se aclara el significado de las palabras o expresiones que resulten de difícil comprensión

2º. Comentario en grupo

a.      Un grupo de alumnos (la mitad de la clase) lee el primer poema en voz alta. Dependiendo de la extensión cada alumno leerá el poema completo o algunas estrofas.

b.     Tras la lectura se comenta en general y ordenadamente: ¿de qué trata el poema?, ¿qué os parece?, ¿qué os sugiere o cómo os sentís al respecto?

c.      Los alumnos toman notas que les servirán para el trabajo individual en casa.

d.      La otra mitad de la clase lee en voz alta el segundo poema, y se comenta del mismo modo que el primero

3º. Trabajo individual en casa

a.      Cada alumno debe elegir uno de los dos poemas y durante la semana trabaja en casa con el fin de traer por escrito, brevemente:

*      ¿De qué trata el poema? (resumen)

*      ¿Qué opinas o que sientes tú al respecto? (redacción)

*      Datos biográficos más relevantes del autor (consulta y extracción de datos de una enciclopedia)

b.     La siguiente sesión comienza con la lectura en voz alta de los dos primeros puntos del trabajo realizado por los propios alumnos y continúa con la lectura y comentario oral de otros dos nuevos poemas.

4º.           Confección de un mural

Al finalizar la semana, en un mural de la clase se van pegando los versos o estrofas más significativas de los poemas leídos esa semana, así como una breve reseña biográfica de los autores.

 

5º. Elaboración de un libro

Al finalizar el cuatrimestre, el profesor hace una selección de comentarios, procurando que se recojan aportaciones de todos los alumnos, para pasarlas a limpio  y dar una copia a cada alumno. De esta manera, encuadernándolas, obtienen un "libro" donde se recogen el resultado del trabajo que han ido haciendo y donde "ellos y ellas" son los autores.

 

Valorando resultados

La experiencia en números

En primer lugar presentaré unas cuantas valoraciones cuantitativas, que no por menos importantes dejan de dar una idea de cómo resulta este trabajo:

Con un grupo de 2º curso, en sesiones de 2 horas semanales, durante un curso escolar completo, da tiempo más que suficiente para:

1º.   Leer y comentar oralmente y por escrito algo más de 40 poemas desde la Edad Media (Coplas por la Muerte de su padre- Jorge Manrique-) hasta nuestros días ( Viento de Otoño -José Hierro-).

2º. Confeccionar reseñas biográficas de más de una veintena de autores, a partir de datos buscados en enciclopedias.

3º. Elaborar un mural de aproximadamente 2'5m.X2m que vamos rellenando progresivamente.

4º. Componer un libro con más de un centenar de breves comentarios y casi medio centenar de glosas y creaciones propias elaboradas por los alumnos.

5º. Poner el libro en forma de página web y hacerlo accesible desde internet

Qué me parece a mí

Para mí, como profesor, hay dos aspectos fundamentales en la valoración de esta actividad:

El grado de consecución de los objetivos planteados:

a)      La actividad permite que la lectura y la escucha de poemas sea algo habitual en clase. Esta frecuencia junto con los comentarios y glosas que hacen los propios alumnos favorecen una consideración de la poesía como manifestación artística cercana a su propia experiencia vital.

b)    El compromiso de confeccionar un texto escrito semanal que responda a la misma estructura sencilla (resumen-opinión) permite tanto al alumno como al profesor apreciar las dificultades y progresos en la expresión escrita, para corregirlas y mejorarla.

c)     El conocimiento de los aspectos biográficos más importantes de los autores, sitúa el poema en un entorno concreto y favorece el adiestramiento en las técnicas de búsqueda y selección de información.

El grado de satisfacción final que genera.

a)     El proceso supone un trabajo continuado por parte de los alumnos, que comienza con la lectura comprensiva de los poemas, continúa con la escucha activa de las opiniones y comentarios de los compañeros y culmina con la expresión escrita de un comentario propio. Es costoso realizarlo pero muy satisfactorio poder leer a la clase tu comentario cada semana.

b)    Hay dos momentos de recogida de resultados del proceso (final del cuatrimestre y final de curso) que permiten una visión panorámica al ver plasmados en forma de libro el resultado de nuestro trabajo. En esos dos momentos tanto los alumnos como yo coincidimos en una cosa: estamos orgullosos de nuestro trabajo; el esfuerzo ha merecido la pena.

¿Dónde están las claves...?

Ciertamente, la propuesta inicial de trabajar con poemas suele ser recibida por los alumnos con reticencias. Nunca han leído poesía. Piensan que la poesía es algo cursi, o reservado para personas "con mucha más cultura" que la suya.

Yo creo que hay tres claves para el éxito de esta actividad:

Constancia.

El hecho de crear una rutina semanal de lectura, comentario oral en grupo, trabajo personal y lectura del comentario personal es fundamental. Al ser una actividad no esporádica sino que se repite semanalmente, los alumnos acaban aceptando que deben intentar escribir algo, por poco que sea, por simple que les parezca.

Comprueban que hay semanas en las que el poema les resulta más sencillo, o les sugiere más cosas y semanas que menos.

Aprenden que expresarse por escrito requiere tiempo y esfuerzo y muchas hojas en la papelera, pero que cuando se le dedica el tiempo y esfuerzo suficiente, es una tarea que está también a su alcance.

También comprueban, a medida que avanza el curso, que los poemas son textos que dicen muchas cosas que tienen que ver con su propia experiencia vital.

Comentario oral en grupo.

Hay que dedicar tiempo a que, después de las lecturas silenciosas y en voz alta de los poemas, cada uno pueda comentar qué le sugiere el poema. El profesor coordina esta especie de debate en grupo y hace notar aquellos aspectos en los que no han caído.

Es importante encontrar relación entre las temáticas apuntadas en el poema y las propias  experiencias personales

En las primeras sesiones las intervenciones del profesor en la interpretación del poema son muy numerosas. Pero a medida que el curso avanza, las intervenciones de éste se reducen en la medida en que aumentan las de los alumnos.

Motivación.

Es fundamental la lectura en voz alta del trabajo de comentario personal. Cuando escuchan los comentarios y opiniones que han escrito sus compañeros, entonces se sienten capaces de hacer ellos algo similar.

Las correcciones también se efectúan en voz alta, porque resultan útiles a más de uno, procurando no olvidar los refuerzos positivos por parte del profesor.

Las paredes de la clase, que recogen semanalmente partes de sus comentarios, se van llenando y motivando a seguir escribiendo. Al finalizar el primer cuatrimestre lo que ellos escriben se pasa a limpio, se clasifica y ordena y se les entrega en forma de libro y se publica en forma de página web Se sienten plenamente orgullosos de sus aportaciones y con ganas de hacer más y mejor en la segunda parte del curso.

Qué les parece a los alumnos

Al finalizar el primer cuatrimestre les pedí que me contasen por escrito que les estaba pareciendo este trabajo con poemas que hacemos cada miércoles. Estas son algunas de sus respuestas.

Lo que hacemos es importante

Quiero explicar de qué forma hacemos estos trabajos.

Fernando nos da dos poesías todos los miércoles. Nos lee las poesías. Después leemos nosotros un poquito cada una y a continuación, por si no lo hemos entendido, nos lo explica de forma que nosotros podamos entender lo que este autor nos quiere decir.

Nosotros hacemos la Biografía de este autor y el comentario de lo que a nosotros nos dice y lo que opinamos. Luego, si queremos, hacemos una poesía o lo que nuestra imaginación nos permita hacer.

Así hacemos nuestras propias creaciones. Unas tenemos más, otras menos, pero nos sentimos muy orgullosas de hacerlas. Aunque no sean muy importantes, para nosotras sí lo son, porque ponemos todo nuestro esfuerzo y empeño en conseguir algo

Milagros

Soltándome a leer y escribir

Al principio, cuando empezamos a hacer la poesía, me parecía que yo no iba a aprender nunca a hacerla. Pero poco a poco he ido aprendiendo y estoy muy contento de la forma que se está llevando.

Me alegro mucho por mí, porque me estoy soltando mucho con la escritura y la lectura. A parte que me gusta bastante componer algunas cosas para poder expresar lo que yo siento

Wenceslao

Deseando que llegue el miércoles

En la clase de segundo avanzado todos los miércoles tenemos poesía.

El maestro, Fernando, nos da dos poemas. Él nos explica de qué va el poema y nosotros, según lo que diga la poesía, así lo hacemos. También escribimos la biografía del poeta, depende de quien sea el poema.

Yo recuerdo mi primera poesía. No sabía por dónde empezar. Ahora me encanta. Estoy deseando de que llegue el miércoles para ver qué poesía nos toca.

Alfonsi

Peleando para sacar lo mejor

El miércoles toca poesía. La primera vez que la hice no sabía ni por dónde empezar, pues a pesar de que me gustó mucho, me tuve que romper bastante la cabeza.

A Fernando, nuestro profe, se le da muy bien explicarlo y entenderlo, pero a nosotras nos cuesta mucho. Aunque una vez que te pones y te rompes un poco los sesos, ya lo empiezas a coger.

A mí, al principio se me daba mejor, pero ahora no sé qué me pasa que me bloqueo y no me sale como antes. Estoy peleando bastante para sacar lo mejor, pues la verdad es que me gustan mucho y espero conseguir que me salgan un poco mejor.

Amada

Orgullosas de nuestro trabajo.

Los miércoles tenemos poesía. A mí no se me da muy bien, pero intento hacerlo. Cuando Fernando nos dio un libro de nuestras poesías nos hizo mucha ilusión. Y también cuando lo vimos en el ordenador.

Nos sentimos orgullosas, aunque cuesta mucho hacerlas. A mí sobre todo me cuesta buscar la biografía de los autores.

Cali

Yo pensaba que esto iba a ser un rollo

Los miércoles tenemos poesía. Fernando nos la explica de un modo que la entendemos.

Cuando empezaron las clases de poesía yo pensé que eran un rollo, porque nunca había cogido un libro de poesía. No me gustaba, y era porque no la comprendía. Pero ahora me gusta bastante. Lo único que siento es no poder yo hacer alguna.

El primer día que la dimos yo pensé que esa clase iba a ser muy pesada. Pero todo lo contrario, me gusta bastante. También cuenta que Fernando nos la explica bastante bien. Para mí la poesía, ahora que la comprendo, empieza a ser divertida e interesante.

Yo no hago ninguna poesía, pero tengo unas compañeras que las hacen y son bonitas. Cuando las leen en clase, todos escuchamos con bastante atención, y eso quiere decir que nos gustan.

Pilar D.

Cada semana me sale mejor

En la clase de 2º avanzado, todos los miércoles tenemos poesía con el profesor Fernando.

Él nos entrega los poemas. Siempre nos da dos para que cojamos el que más nos guste. Los leemos en clase con él. Luego nos dice de qué va el poema y nosotros, para el próximo miércoles, escribimos de qué trata y qué nos parece. También escribimos la biografía del poeta.

Yo me acuerdo de cuando hice mi primera poesía. No sabía que poner. Por más que la leía no sacaba nada de ella. Pensaba que era un rollo. Pero según va pasando el tiempo me van saliendo un poco mejor y eso hace que me anime y me gusta más.

María

¿Entenderlas o disfrutarlas?

Cuando Fernando me dijo que tenía que intentar entender las poesías me dije: ¡Tierra, trágame! ¡Qué susto más grande!

A mí me gustan las poesías, pero no termino de entenderlas. Por eso hago poco y lentamente.

Yo disfruto con ellas porque creo que dicen la verdad. A mí me relajan mucho. También me gusta cuando las lee Fernando. Me quedo con la boca abierta.

El comentario a mí sólo me sale en prosa, si se puede decir así.

Leonor

Algo que merece la pena

Soy  una alumna del colegio Pablo Picasso y estudio 2º avanzado. A mí la poesía me cuesta mucho.

Los miércoles hacemos poesía, y cuando Fernando nos lo explica parece fácil. Pero luego me bloqueo y no puedo sacar cuatro frases enteras y que rimen.

¡Mira que me da rabia no poder rimar todas las poesías! Me gustaría que me saliera muy bonita.

Nos han hecho un cuaderno y yo tengo pocas poesías. Cuando las leo me encantan. Mis compañeras y compañeros tienen escritas muchas, pero yo no tengo arte para la poesía.

Bueno, intentaré poder rimar las poesías de hoy en adelante. Procuraré hacer algo que merezca la pena, a ver si algún día escribo una poesía que esté decente.

Agripina

A unos les gusta más y a otros nos gusta menos

Soy alumna del Pablo Picasso de 2º avanzado. Fernando es nuestro profesor de lengua. Los miércoles no da poesías.

Nos da dos para que cada uno hagamos la que más nos guste. Hay a quien le gusta más y a quien nos gusta menos, entre los que me incluyo yo por dos motivos: uno, yo no soy romántica, y dos, las poesías de muerte y pena me ponen muy nerviosa por problemas personales. Yo quiero pedirle a Fernando que nos de poesías cortitas y con un argumento bonito y sencillo.

Las poesías las hacemos de la siguiente manera: explicamos resumidamente que cuenta la poesía; después damos nuestra opinión y, si nos sale, hacemos algún poema. Por último, hacemos la biografía del autor.

Después Fernando lo escribe en un folio y con los poemas y nuestros comentarios vamos haciendo un pequeño libro de poesías.

Martina

Aprendiendo a escribir y a expresarnos mejor

En el colegio de adultos Pablo Picasso, nuestro tutor Fernando, de 2º avanzado, todos los miércoles nos enseña poesía.

Él nos explica un poco de qué va para entenderla mejor. Vamos aprendiéndola y entendiéndola poco a poco.

Al ser una asignatura más, con ella aprendemos a escribir y a expresarnos mejor.

Recuerdo las primeras veces, cuando empecé, lo nerviosa que me ponía al no comprenderla. Ahora estoy contenta porque no sólo con la poesía, sino con la biografía también nos enteramos de cómo eran los fenómenos de la poesía, y aprendemos de ellos también.

Ángela