PEÑA VALDORRIA
Altitud: 1927 m
Situación: Vertiente leonesa de la Cordillera Cantábrica, con aguas vertientes al río Curueño.
Accesos: Valdorria y Nocedo de Curueño

Cuando por las mañanas salgo de casa y miro hacia el norte para ver la Cordillera Cantábrica, tres son las cumbres que me cierran el horizonte. El Fontún al oeste, el Correcillas en el centro y la Peña Valdorria al este. Las tres dominan mi vida y mis sueños, me marcan el tiempo y el ritmo vital.
La Peña Valdorria alza sus calizas sobre aguas del Curueño y debe su nombre al pueblo que se recoge en su falda ¿o será al revés?.
El pueblo de Valdorria es unos de los más guapos típicos y desconocidos de la montaña leonesa. Hasta hace unos años sólo un camino de caballerías permitía acceder a él. Ahóra una carretera estrecha y empinada que se inicia en Nocedo de Curueño permite en unos 3 km llegar en coche y le ha roto un poco el encanto, pero ha mejorado las condiciones de vida de sus escasos habitantes.
Antes de llegar al pueblo, casi justo en el collado que accede al valle de Valdecésar, al lado de una explotación ganadera, dejaremos la carretera para encaramarnos en los pedreros de la cara sur de la Peña Valdorria, que en una hora escasa nos dejará sin dificultad en su cima. Una vista espléndida, desde Peña Ubiña a los Picos de Europa o Fuentes Carrionas habrá recompensado el esfuerzo.
Si el tiempo es de invierno podemos complicarnos un poco la vida rodeando la peña hacia su cara norte y tomando cualquiera de los muchos canalones que acceden a la cima.
Al bajar, después de pasar por el pueblo, podemos acercarnos a la ermita de San Froilán, desde donde admiraremos la peña en toda su hermosura caliza, accediendo por los 365 peldaños que llevan a la ermita, dominando al pueblo. Cuenta la leyenda que el santo Froilán, venido a estos lugares para huir del mundanal ruido, perdió al borrico que le ayudaba en el transporte de sus pertenencias entre las fauces de un lobo. Froilán, enojado, arremetió contra el lobo, le echó encima las alforjas del pollino y tuvo, así, al lobo como ayudante desde entónces. Todavía podemos ver al lobo inmortalizado en el escudo de la ermita..

Si necesitas quien te enseñe a disfrutar de esta zona


Si necesitas más datos que los publicados en esta página o quieres datos de rutas de ésta u otras zonas, pídemelos a ctorio@roble.pntic.mec.es
  PÁGINA INICIAL