EL COLLADO JERMOSO
Si hay un lugar idílico y majestuoso en los Picos de Europa, este es el Collado Jermoso. Situado en tierras valdeonas, en el corazón del Macizo Central, colgado como un nido de águilas a poco más de 2000 metros de altitud, sobre el valle del Cares en Corona y enfrentado a la majestuosidad de la Torre Santa, se encuentra arropado por la mole caliza del macizo del Llambrión. Visto desde el valle su acceso parece imposible.
 
Las puestas de sol con el astro rey desapareciendo tras la Torre Santa son alguno de los mejores espectáculos naturales que podamos observar, y quien haya sido testigo de ellas, conservará con el lugar una dependencia que le hará regresar periódicamente en un peregrinaje particular que los soñadores de las alturas mantenemos con estos lugares que despiertan  devoción y  cariño. Al estar fuera de los circuitos montañeros clásicos de los Picos de Europa hace que sea relativamente poco frecuentado,afortunadamente , donde con un poco de suerte nuestra única compañía será el viento. 

 El Collado Jermoso es una base ideal para las ascensiones y escaladas en el macizo del Llambrión, la vega de Liordes o incluso el Friero, con actividades para el gusto y la dificultad que se quiera, desde sencillas excursiones y ascensiones a cumbres hasta severas escaladas. Además, debido a su situación pueden abordarse en el día actividades en la zona de Torrecerredo, de Peña Vieja e incluso del Naranjo de Bulnes. Hace unos veranos salí con mi amigo Isidoro Rodríguez del Collado Jermoso por la mañana por el Tiro Callejo; en unas 3 horas alcanzamos la Vega de Urriello, ascendimos al Naranjo de Bulnes y por la tarde por los Tiros de Casares regresábamos al collado Jermoso, continuando él la senda hasta su casa en Soto de Valdeón. La presencia de un buen refugio, guardado durante la temporada estival hace más agradable la estancia.
La cercanía al mar Cantábrico hace que la zona presente el clima característico de los Picos de Europa, con abundantes períodos de buen tiempo cortados radicalmente por inesperadas y a veces intensas tormentas. La altitud hace que pueda nevar incluso en los meses de verano y son frecuentísimas las intensas nieblas, conocidas en la zona como "encainada", que pueden durar incluso días y hacen difícil de recorrer el intrincado paisaje de los Picos de Europa. Atención, pues, a la indumentaria y no menospreciar la región.
A partir del otoño la cosa cambia radicalmente y las nieves se instalan en toda la zona haciendo de cualquier sencilla ascensión estival una bonita actividad para piolet y crampones. Atención especial despues de las nevadas a los aludes que bajan por el Argayo Congosto y que barren la zona de las Colladinas. El refugio mantiene abierta una estancia durante el invierno y existe una emisora de Protección Civil para emergencias.
 
Los Picos de Europa, legendarios, los de las cumbres, valles, ríos y bosques, los de las nieves, perfumes, colores y nieblas, los de los silencios y el viento y los de las gentes que desde siempre se han amparado al abrigo de estas crestas de luz. Desde los pueblos cántabros a los que hoy recorremos sus sendas y sus cimas, pasando por los navegantes de hace siglos para quienes representaban un faro en tierra, los Picos de Europa se manifiestan como uno de los paisajes clave de la Naturaleza, como patrimonio de belleza y plenitud que a toda costa hemos de preservar. Nadie somos sus propietarios, ni los que habitan sus laderas y viven a su amparo, ni los políticos que dicen querer conservarlos ni los que disfrutamos sus encantos. No olvidemos que la naturaleza no es un legado de nuestros antepasados sino un préstamo de nuestros hijos. 

 
 


 

EL REFUGIO DIEGO MELLA
Situado a 2065 m., este refugio es el más guapo y auténtico de los Picos de Europa, por su estructura, situación y ambiente.
Colgado sobre la canal de La Sotín, enfrentado a la cara norte de la Torre del Friero, bajo la imponente fisura del diedro sur de la Torre Peñalba y arropado por la muralla del Llambrión, es un balcón privilegiado sobre el valle de Valdeón. 
El emplazamiento del refugio fue idea de Diego Mella Alfageme, primer presidente de la Federación Leonesa de Montañismo, quien ya visitó el lugar en 1930 camino del Llambrión.
 
 
 

 

Desde 1933, Julián Delgado Ubeda, arquitecto y presidente de la Unión de Sociedades Españolas de Alpinismo, embrión de la futura FEM, se pone a trabajar en el proyecto. El refugio se comienza a construir en 1936. La guerra civil española trunca todos los proyectos y las obras no se reanudan hasta 1940, siendo Francisco Casado, de Santa Marina de Valdeón, el contratista, Liborio Liébana, de Pedrosa, el carpintero, y Daniel Abascal, de Posada de Valdeón, el encargado de transporte. La piedra utilizada es de los alrededores del refugio, trabajando en labrarla Cecilio, de Soto de Valdeón, y Amadeo González. Para el piso del refugio y la terraza se emplean los raíles de las minas, ya abandonadas por entónces, de la Vega de Liordes. Se suben desde el valle 11000 kg de cemento, 1500 kg de yeso, 4000 kg de pizarra, 1500 ladrillos, otros materiales de pintura y ferretería, y 19 vigas de madera, alguna de gran tamaño. Todos los materiales fueron penosamente subidos a hombros de las mujeres y hombres del valle, quienes cobraban 1 real por kg de carga. Se inaugura el 22 de Agosto de 1942. Se concede el servicio de guardería al que había sido contratista en la construcción del refugio, Francisco Casado "Quico", de Santa Marina de Valdeón, quien se ocupó del mismo hasta 1984. Le sustituye un entrañable guarda, Guillermo Roldán, quie estando permanentemente en el refugio da un carácter más acogedor al mismo. A "Guille" le sustituye Ramiro Soto y los hermanos Luis y Miguel Casal Couce, que mueren en accidente de tráfico en abril de 1990 viniendo del Collado Jermoso. Actualmente está administrado por Adolfo Cuétara Yañez con la ayuda inestimable de Ruth, quienes han elaborado un minucioso proyecto para la restauración y mejoramiento del refugio, incluida la traida del agua desde la cercana fuente. Se ha habilitado el piso superior del refugio para aumentar la capacidad del mismo a 27 plazas. Funciona en él una emisora de radio, instalada allí por protección civil. Está abierto todo el año y guardado desde principios de mayo hasta finales de octubre.
La Federación Leonesa de Montañismo puso al refugio el nombre de su impulsor Diego Mella.
 
Información y reservas:  www.reservarefugios.com/booking/index/id/1
Teléfono 636 998 727
 

 
ITINERARIOS DE ACCESO 
Cuatro son los itinerarios de acceso que vamos a reseñar:
A-1) DESDE CORDIÑANES POR LA SOTIN (1) : 3h. 30min.
En el pueblo valdeón de Cordiñanes (850 m)comienza la andadura por un camino que sale por encima del mismo, ascendiendo hacia los contrafuertes de la Torre del Friero. El camino sigue una zona aérea, dejando a un lado la Pica Castro, denominándose a esta zona La Rienda. Una vez superada este repecho, a veces tallado en la roca, se entra en el hayedo, tras el cual se se sube por los restos de una antigua morrena, la cuesta Robequera y se accede a la Vega de la Sotín (1), bajo la canal N. del Friero.
Cordiñanes y, saliendo de entre la niebla, la Pica Castro
En la Vega vemos a mano izquierda (N) una estrechísima canal, la Canal Honda, hacia la cual se dirige un camino poco marcado en el pedrero. Podemos seguir por la canal, por la cual se asciende con penosidad por un desagradable pedrero hasta que se abre. Una mejor opción es seguir el camino que antes de la Canal Honda se dirige a la izquierda, y nos lleva al Collado Solano, donde giramos, siguiendo el camino, hacia el E, cruzando el Berón y enlazando con el camino que viene de la Canal Honda, siguiendo bajo las paredes de Torre Jermosa a las traviesas del Congosto, descendiendo al argayo del mismo nombre, que viene de la fuente de Jermoso, por el que subiremos primero arrimados a su parte izquierda (según se sube), y más tarde un paso estrecho, una trepada en la que suele haber una cuerda fija y saliendo ya al centro del argayo, donde encontraremos, por fin, el agua que viene de la fuente. Una breve subida por una zona un poco suelta nos deja en el camino que va del refugio a la fuente. En sombra la Canal Honda y a la izda el Collado solano
Si tienes GPS puedes bajarte los mapas y la ruta, track y waypoints.

A-2) DESDE EL PUERTO DE PANDETRAVE POR EL CABEN DE REMOÑA: 2h. 45min.
En el mismo alto del puerto de Pandetrave sale una pista en no muy buen estado pero que nos permite llegar con el coche al Alto de Valdeón, una vez dejada a mano derecha la desviación que va a Fuente Dé.
Del collado 1700 m), llamado Cabén de Remoña, sigue el camino que nos lleva a la fuente del Pedejo (1850 m), de donde sale una estrecha senda marcada con pintura amarilla que sube muy rápidamente por el Sedo de Pedejo (2) hasta salir al Alto de la Canal (2030 m) y al Collado Remoña dode se da vista a la Vega de Liordes. Se comienza a descender hacia la vega, y enseguida aparecerá una bifurcación. No bajar a la vega y seguir la senda que la bordea por la izquierda (marcas amarillas) hasta llegar a los restos de una "cuerria" o corral para el ganado, donde seguimos hasta tomar un escalón ascendente que por encima del Llagu bajero y por debajo del Llagu cimero gana las tres colladinas que dan vista al refugio. Un breve descenso nos pondrá en el mismo.

A-3) DESDE FUENTE DE POR LA COLLADINA DE LAS NIEVES: 3h.
Desde la estación superior del teleférico hay una forma poco costosa de ganar el Collado Jermoso. A la altura de los Llagos de Lloroza dejar el camino que va a la Vueltona y seguir hacia la Colladina de las Nieves, por debajo de la Torre de la Padierna (3), desde la que casi en horizontal se cruza a enlazar el camino anterior a la altura de las colladinas.
Una opción más costosa es comenzar en la estación inferior del teleférico por la estrecha canal que baja entre las Torres de la Padierna (3) y de Remoña, por el camino conocido como los Tornos de Liordes, a ganar la vega del mismo nombre y seguir el camino ya descrito.

A-4) DESDE CABAÑA VERONICA POR LOS TIROS DE CASARES: (2h.)
Una buena opción si se viene de la Vega Urriello es seguir desde la Cabaña Verónica el camino que bordea los Hoyos Engros hasta los Tiros de Casares (no hay senda pero está señalado con jitos). Desde los Tiros baja una senda a empalmar con el camino de las colladinas. Una opción más dificultosa es en los Hoyos Sengros seguir a la Collada Blanca y por el Hoyo Trasllambrión ganar el Tiro Callejo, por el que se baja directamente al refugio. Esta opción es incómoda y algo dificil con mochilas voluminosas.

NOTAS:
1.- En los mapas clásicos de los Picos de Europa se observan una serie de errores de toponimia, debidos en muchos casos a que los autores van copiando los nombres de sus antecesores. Hemos tomado los datos de Santiago Morán Garrido, un leonés que ha dedicado los últimos años a recorrer, conocer y redescubrir los Picos de Europa y que se ha preocupado especialmente por la toponimia de los mismos. Las notas que vienen a continuación se refieren a datos del mismo autor.
La canal y la vega de la Sotín la veremos en los mapas erróneamente con el nombre de vega y canal de Asotín.
2.- Pedabejo en los mapas
3.- Torre de la Padiorna en algunos mapas

BIBLIOGRAFÍA:
ADRADOS, M.A y LÓPEZ, J. (1988). Los Picos de Europa. Tomo 1 (Guía del Macizo Central)
ADRADOS, M.A. (1989). Picos de Europa. Ascensiones y travesías de dificultad moderada.
ADRADOS, M.A. (1993). Los Urrieles y Andara. Macizos Central y Oriental de los Picos de  Europa. Cuaderno de rutas.
GARCÍA, J.-MELLA, D. y MEDINA, M. (1931) Una excursión colectiva de Peñalba. Revista  Peñalara Nº 208, 209 y 211.
MORAN GARRIDO, S. (1991). Mapa de los Picos de Europa. Ed. Everest
PIDAL P. y ZABALA J. (1918). Picos de Europa. (Reedición en 1983).
RODRÍGUEZ CUBILLAS, I. (1990). Descubriendo la Torre Peñalba. Revista Peñalara Nº 453.
UDAONDO, P. (1972). Cara Este de la Torre de la Palanca. Revista Torrecerredo Diciembre 1972.
UDAONDO, P. (1973). El "Gran Diedro" de la Torre Peñalba. Revista Torrecerredo Junio 1973.
 

Numerosas ASCENSIONES y ESCALADAS pueden realizarse en la zona, desde sencillos paseos hasta rutas largas y comprometidas.
 
Información y reservas: 
Adolfo Cuétara
Teléfono 616 904 353
Fax 987 800 963

Guias e información Bibliográfica:
- Las montañas de León. Ramón Lozano y Santiago Morán
    Ed. Everest
- Cordillera Cantábrica. Escaladas selectas.
    M.A. Adrados. Ed. del autor

Si necesitas quien te enseñe a disfrutar de esta zona


 
 

  PÁGINA INICIAL