Profesor Manuel Valor Sanz IES Castillo de Luna Alburquerque Extremadura CURSO 2009-2010

LOS CLIMAS DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

La extensión de España, su situación entre la zona de latitudes templadas y cálidas y entre dos mares de características tan distintas, así como la disposición del relieve hacen que en la Península exista una gran variedad climática.

España desde el punto de vista climático es un país de contrastes, con una gran diferencia entre las zonas bajo influencia atlántica y las que quedan bajo la influencia mediterránea. Esta última domina sobre el territorio peninsular ya que la sequía en verano es característica principal de nuestro clima.

PRINCIPALES CLIMAS PENINSULARES
CLIMA OCEÁNICO
Oceánico puro
Oceánico de transición
CLIMA MEDITERRÁNEO
Mediterráneo marítimo
Mediterráneo continentalizado
Continentalizado suavizado
Continentalizado acusado
Mediteráneo seco, estepario o subdesértico
CLIMA DE MONTAÑA

CLIMA DE CANARIAS

MAPA DE LOS CLIMAS DE ESPAÑA

Climogramas de la Península Ibérica

Tabla para el comentario de un climograma

CLIMA OCEÁNICO

- Se localiza en la cornisa Cantábrica.

- Veranos frescos e inviernos suaves.

- Amplitud térmica en torno a los 10º (más baja de toda la península).

- Influencia del Océano Atlántico.

- Temperaturas medias entre 11º y 15 ºC.

- Precipitaciones abundantes, por encima de los 800 mm, dando lugar a la España húmeda.

- Precipitaciones de tipo frontal, traídas por el Frente Polar.

- No existe estación seca, pero el máximo de PP se da en invierno y el mínimo en verano.

Variedades del clima oceánico

Oceánico puro. En la zona litoral.

Oceánico de transición. El alejamiento del mar y la influencia del relieve hacen disminuir las PP y aumentar la Amplitud térmica, existiendo un invierno frío. Se da en el interior de Galicia, Cantabria, País Vasco y Navarra.


 Inicio

CLIMA MEDITERRÁNEO

- Se localiza en la Península, al sur del clima oceánico, en las Islas Baleares, Ceuta y Melilla.

- Precipitaciones escasas e irregulares inferiores a 800 mm. Máximos en primavera y otoño y sequía en verano.

- Temperaturas que varían de la costa al interior.

Variedades del Clima Mediterráneo
A. Clima Mediterráneo marítimo

Se localiza por toda la costa mediterránea, desde Gerona hasta Huelva.

Inviernos suaves y veranos templados.

Amplitud térmica. Oscila en torno a los 15ºC, menor que en el interior peninsular pero mayor que en el clima oceánico, por ser el mar Mediterráneo más cálido.

Temperaturas aumentan de norte a sur, debido a la latitud.

Precipitaciones escasas, muy irregulares y existe una fuerte sequía en verano por la acción del A de las Azores.

Según el régimen pluviométrico encontramos dos tipos de clima mediterráneo marítimo en:

· Zonas en las que llueve más en los equinoccios (zona oriental). Sobre todo en otoño. Además estas lluvias se pueden intensificar si se produce el fenómeno de Gota fría. Podemos distinguir entre la zona catalana y la valenciana, con mayores precipitaciones cuanto más al norte.

· Zonas que, además, tienen un pico de lluvias en el invierno (zona meridional por estar abierta a la acción del Frente Polar) En esta fachada meridional que abarcaría desde Murcia hasta Huelva debemos plantear la excepción de Murcia y Almería que son incluidas en el clima mediterráneo subdesértico, seco o estepario.

B. Clima Mediterráneo continentalizado

Afecta a dos tercios del territorio español, lo que explica gran diversidad.

Invierno fríos, con abundantes heladas y veranos muy cálidos.

Amplitud térmica en torno a los 20º C.

Régimen pluviométrico con dos máximos en los equinoccios y dos mínimos en verano (por el A. de las Azores) y en invierno (por el anticiclón térmico).

Dos subtipos

B.1. Clima mediterráneo continentalizado suavizado (de 16 a 18º C de Amplitud térmica), que se extiende por el oeste de la Península desde el sur de la Cornisa cantábrica hasta la cuenca del Guadalquivir (oeste de C. León, Extremadura y Andalucía occidental). La disposición del relieve no acentúa el aislamiento a la influencia al mar, por lo que en el norte los veranos no son muy cálidos y en el sur los invierno no son muy fríos.

Las precipitaciones están por encima de los 500 mm y el máximo lo tienen en primavera y en otoño siendo también importantes las precipitaciones de invierno.

B.2. Clima mediterráneo continentalizado acusado (más de 18º C de amplitud térmica), que se extiende por el centro y centro-este peninsular, desde Castilla León, sector oriental, y el Valle del Ebro hasta Andalucía oriental, pasando por Madrid y Castilla la Mancha. La amplitud térmica es mayor por la lejanía del mar y/o por la intensificación de esta lejanía por la disposición del relieve, haciendo que tanto los inviernos como los veranos sean más radicales.

Las precipitaciones son menores, acentuándose el mínimo de invierno por la influencia del anticiclón térmico, los máximos son en primavera y otoño.

C. Clima mediterráneo seco, subdesértico o estepario

Se localiza en el SE peninsular y la zona media del valle del Ebro.

Precipitaciones anuales inferiores a 300 mm.

En el Sureste la aridez responde a que se sitúa al abrigo de las Cordilleras Béticas y no le influyen las borrascas atlánticas y a que llegan con frecuencia las masas de aire secas de África.

En el cabo de Gata se llega al clima desértico con PP inferiores a 150 mm.

En la zona media del valle del Ebro la aridez se debe al aislamiento de las borrascas atlánticas por el S. Ibérico y a la nula influencia del Mediterráneo por la acción de la Cordillera Costero-Catalana.

Las temperaturas permiten distinguir entre la zona (estepa) cálida en la sureste costero con medias anuales en torno a los 17º C e inviernos suaves (no inferiores a a10º C) y la zona fría del interior (Albacete y zona media del valle del Ebro) con temperaturas medias anuales inferiores a 17º C e invierno fríos o moderados (desde –3º C a 10º C).


 Inicio

CLIMA DE MONTAÑA

No existe una verdadera tipología de climas de montaña, sino que los distintos climas cuando superan los 1.500 m de altura tienen unas precipitaciones mayores (y generalmente en forma de nieve) debido al efecto Föehn y unas temperaturas menores por causa del gradiente térmico (0,6º cada 100 metros).

Las temperaturas se caracterizan por una media anual baja (<10º C), veranos frescos (ningún mes con Tª media superior a 22º C) e inviernos fríos (algún mes en torno a 0º C).

Las montañas del norte peninsular no tienen ningún mes seco y presentan veranos frescos.

Las montañas del centro y del sur sufren una notable reducción pluviométrica en verano y tiene temperaturas estivales altas.


 Inicio

CLIMA DE LAS ISLAS CANARIAS

 Las Islas Canarias constituyen un dominio climático original debido a la influencia de varios factores:
  • En primer lugar, su situación en el extremo sur de la zona templada y la zona norte del dominio intertropical hace que intervengan varios factores. Dominan las altas presiones tropicales (el anticiclón de las Azores) y sólo en muy contadas ocasiones afecta alguna ondulación de la corriente en chorro en invierno (la llamada gota fría canaria). Los vientos dominantes no son los del oeste, sino que en altura dominan los vientos del noreste o alisios, que traen temperaturas muy suaves.
  • En segundo lugar, la corriente marina fría de Canarias, entre las islas y el continente africano, enfría las aguas superficiales más de lo que le corresponde por su latitud.
  • El relieve, en tercer lugar, hace disminuir la temperatura y provoca, en las vertientes expuestas al alisio, cuantiosas precipitaciones y, sobre todo, el tradicional “mar de nubes” o lluvia “invisible” (nieblas, escarcha, rocío...) Ello hace que la diversidad de los climas que coexisten en Canarias sea muy grande, con la existencia de muchos microclimas.
Características generales del clima canario
  • Precipitaciones muy escasas en las zonas bajas, debido al predominio del anticiclón de las Azores (menos 300 mm), sin embargo, en las zonas altas, las precipitaciones pueden llegar a los 1000mm en las vertientes de barlovento expuestas al alisio húmedo y constante.
  • Las temperaturas son altas y constantes todo el año con la amplitud térmica más baja de España debido a la insularidad. En las zonas elevadas disminuyen las temperaturas.

Climogramas de la Península Ibérica

Tabla para el comentario de un climograma

 Inicio


Volver a inicio del Tema
Volver al Temario de Geografía