SITUACIÓN  

Escudo de Castilla y León

    

 

   

En España, Castilla y León y Ávila, es donde se encuentra la villa de San Juan de la Nava, en relación con su situación geográfica.

El término municipal de San Juan de la Nava se encuentra situado entre las jurisdicciones de Riofrío y Sotalvo por el Norte, El Barraco al Este, Navaluenga al Sur y Navalmoral de la Sierra al Oeste. Tiene una extensión de 60´80 km2 . Fue segregado y excluido como barrio o lugar de El Barraco el 2 de junio de  1773, reinando el rey Carlos III, para convertirse en villa y municipio propio. 

La carretera C- 500, ( El Barraco - El Barco de Ávila) atraviesa la jurisdicción de Este a Oeste, igualmente de Norte a Sur cruza la carretera N- 403 de Ávila a Toledo y la carretera que une el pueblo, con el municipio de Navaluenga.

El pueblo está situado en la falda de una pequeña montaña a una altitud de 1.115 metros sobre el nivel del mar y con una situación geográfica de:

400 28' 42" de latitud Norte y 00 59' 45" longitud Oeste, dista 30 kilómetros de Ávila y a 100 de Madrid.

Forma parte del Valle del río Alberche, el cuál atraviesa su término en una extensión de 2 kilómetros de Oeste a Este, enriqueciendo su cauce los arroyos de El Chorrerón y Arrejondo.

Parte del recorrido del río, es  ocupando por  el embalse de El Burguillo, en cuya margen derecha se encuentra el extremo meridional del término.   

                                                  

La población es de 704 habitantes y una densidad de población de 11' 57 h. por km2 .

A finales del siglo XIX se cultivaban 2.800 fanegas de tierra, destinadas a la producción de lino, trigo, centeno y algarrobas, citando la existencia de dos molinos harineros.

 

La ganadería a la que destina 2.800 ha. de pastos, tiene  en la actualidad un lugar preponderante en su economía, siendo el ganado ovino el de mayor importancia seguido del caprino y vacuno.

(Haz clic en el plano para verlo más grande)

         Volver al principio de esta página                                                        Ir a página anterior


© Juan García Yuste. 2002