LAS CASAS

               OTROS DATOS COMPLEMENTARIOS

Por deducción, al existir tantos bloques de granito en el entorno del pueblo, las construcciones predominantes eran de piedra, normalmente sin revocar y con muy pocas vanos, son muros con piedra de mampostería unido con o sin mortero, la piedra más trabajada se emplea en las puertas, ventanas y esquinas. Tienen una sola planta, algunas con "sobrado", "doblado" o "desván", que a veces servía de "troje" (almacén del grano, cereales, cebada, centeno, trigo y algarrobas principalmente). Las construcciones para los animales estaban en los alrededores del pueblo: Los Pajares o la Costanilla, igualmente eran de piedra, pero su construcción es menos esmerada.

Muchos de los sanjuaniegos sabían trabajar la piedra, un dicho alusivo a los canteros, cita su procedencia en San Juan de la Nava... " Canterillo loco, acoda y recoda y marrarás poco..". en él se hace hincapié en hacer bien las cuñeras con el fin, de que no salten las cuñas al golpearlas con el "mayo".

La descripción de las construcciones hacia el año 1.863, dice " San casas de piedras unidas con barro y en cajones de tierra, o sea tapiales, enlazados con machones de adobes, cubierta de teja vana, un solo piso y muchas solo reciben luz por la puerta de entrada y por algunas aberturas irregulares practicados en la pared o en el tejado"

Con las edificaciones de San Juan de la Nava, por su construcción con piedra gris de granito, que como hemos visto nacía en todo el término, parecía, visto desde La Umbría como mimetizado, saliendo de la tierra, surgir de ella misma. Ahora por su construcción con ladrillos se ha conseguido una tonalidad rojiza.

       Volver al principio de esta página                               Ir a página anterior


© Juan García Yuste. 2002