¡¡ TRES ERMITAS!!          

  Hace ya tiempo las investigaciones de un paisano nuestro(1)  para conseguir el árbol genealógico de su familia, le llevó a leer en los documentos consultados la cita siguiente:

 “Tres ermitas”, en San Juan de la Nava en 1781, había tres ermitas, así, - conociendo mis artículos, que incluyo desde hace más de diez años en el libro-programa de las fiestas de San Juan de la Nava, y el contenido de la Página Web(2)  donde he procurado ir haciendo una pequeña historia de nuestro pueblo para dejar constancia de la misma a nuestros futuros paisanos y sentirnos orgullosos los presentes, hizo lo posible para hacerme llegar el dato encontrado… ¡Tres ermitas!...

La actual  de Nuestra Señora de la Misericordia, de la cual hablaremos más adelante, la de San Sebastián, aun en la memoria de muchos, pero… ¿y la tercera?... Aquella pista, hizo crecer mi interés y alentar la curiosidad, durante este tiempo, la idea de averiguar algo más de esa información la he mantenido entre mis proyectos e intentar dar y darme la satisfacción de conocer parte de la vida cotidiana de nuestros antepasados…

¡Tres ermitas!..., ahora con más tiempo para dedicarlo a esa investigación(3), viendo documentos y contrastando con la información de algunos sanjuaniegos mayores y como no, observando la toponimia  que nos rodea, se puede llegar a conclusiones y aseverar que hubo durante muchos años tres ermitas. Es muy fácil pensar en las zonas más antiguas del pueblo y como decía, en su toponimia, los nombres de terrenos relacionados con santos y santas…: Santa Yusta, con enterramientos medievales, (conviene recordar lo que se dice en nuestra historia), Santa Polonia, despoblado con ermita, allá hacia el Chorro Morueco, el arroyo de San Juan, la herrén de San Juan, se cita en alguna hijuela…

         

 

La ermita de Nuestra Señora de la Misericordia, (4)  la mayor,  al Oeste, la única que permanece, donde se rezaban (algunos devotos aun rezan) el día 25 de marzo las 100 avemarías… El 25 de marzo cien avemarías recé,  cien veces me santigüé y cien veces dije: Jesús, María y José…

La ermita de San Sebastián, al Este, según el cuestionario citado (4), de ella dan fe, los sanjuaniegos más mayores, al  haber visto sus restos, tras la Bola de El Rollo se mantiene en la toponimia del lugar. Hoy ese espacio se ocupa con una vivienda, la más cercana a nuestro citado símbolo de villazgo.

 

La búsqueda de la tercera ha sido como decía un interesante objetivo.  Tomando como referencia las Actas de difuntos y cerrando una “horquilla” de años que va desde 1770 a 1829,  durante ese tiempo y consultando los testamentos eclesiásticos o los sufragios indicados por algunos sanjuaniegos. Entre esas fechas se han encontrado datos de su existencia, probablemente antes de 1770 también estuviera, pero las redacciones de los escritos de la parroquia no la contemplan.

Leyendo datos de enterramientos y estando en el siglo XVIII, se sabe por la historia que hasta ese siglo los enterramientos se hacían en el interior de las iglesias y zonas circundantes, las personas más pudientes compraban el nicho a perpetuidad, en San Juan de la Nava no era así, pues se podían abrir trascurrido un año y enterrar a otro familiar o vecino y los niños (párvulos dicen las actas), si no estaban bautizados lo hacían fuera de la iglesia. En 1786, Carlos III dictó una ley sobre “Cementerios de las Iglesias”, considerando poco higiénico y saludable la situación, dio una Orden que decía: … Se harán los cementerios fuera de las poblaciones, siempre que no hubiera dificultad invencible o grandes anchuras dentro de ellos, en sitios ventilados e inmediatos a las parroquias y distantes de las casas de vecinos, y se aprovecharán para capillas de los mismos cementerios las ermitas que existan fuera de los pueblos 

Los indicios iban llevando hacia el nuevo cementerio, más, volviendo a la toponimia citada Los indicios iban llevando hacia el nuevo cementerio, más, volviendo a la toponimia citada “arroyo de San Juan, herrén de San Juan, el proceso de la lectura de las actas de defunción no avanzaba, pero al consultar  el libro de Fabrica de la Iglesia Parroquial de San Juan entre los ingresos indicados en los años (1766/1767) y que después se repiten varias veces se cita: “…cinquenta reales debidos cobrar de Gabriel Parra por la renta de la Herrén a la Hermita de San Juan…”, ¡no había duda!…  La tercera ermita estaba bajo la advocación de San Juan, el lugar exacto solo podemos suponerlo muy cercano al cementerio actual(5), o como se ha dicho y ocurrió en otros pueblos, sobre el propio cementerio, … hacia el arroyo de San Juan.

 

 Buscando más precisión, para ratificar lo averiguado, relativo a su advocación, se pudo encontrar este nuevo texto en otra acta de defunción del año 1829:

La advocación era a San Juan Bautista, una vez que se cerró, destruyó y desapareció, la Parroquia con el fin de conservar la imagen, la trasladó a un altar lateral de la iglesia  (6) posiblemente sea la que existe actualmente, al menos destaca entre las demás por su antigüedad y ahora se recupera para el recuerdo de nuestra “tercera ermita”.

 La imagen ocupa un lugar en la iglesia parroquial, así como sucedió con la de San Sebastián años mas tarde, al cerrar su ermita junto a la Bola del Rollo como dijimos, (aun se recuerda que el sacristán atendía al altar del Santo, ubicado junto a la puerta de la sacristía).

Finalmente, celebremos este dato, tal vez sea punto de partida de nuevos hallazgos que sin duda agradeceremos.

                                                 Un saludo: Juan García Yuste.

Notas:

(1) Herminio de Castilla.

 (2)  http://roble.pntic.mec.es/jgarci41/

(3)  Se  ha hecho en el Archivo Histórico Provincial y en el Archivo Diocesano de Ávila.

(4) En un Cuestionario de Monumentos Históricos y Artísticos de la provincia de Ávila del año 1848, a la pregunta  sobre iglesias y ermitas existentes se responde: Que hay una iglesia y dos ermitas, por lo que en esa fecha ya había desaparecido la tercera…La Iglesia se halla en un llano y las dos ermitas en un alto, la Iglesia tiene 76 varas de larga y 38 varas de ancho y las ermitas, la una 12 varas de larga por 6 varas de ancha (Ntra. Sra. de la Misericordia) y la otra 6 varas de larga y 4 varas de ancha (San Sebastián). La iglesia es de piedra, madera y ladrillo, tiene dos naves y ninguna bóveda y dos hileras de columnas de piedra, los pilares son cuadrados y no tiene ningún capitel… no hay sillería y el púlpito es de madera sostenido en una de las columnas…Tiene la iglesia un pórtico o techado abierto delante de la puerta principal…

(5) El cementerio se comenzó a hacer sobre el año 1901, y posteriormente se fueron sacando los restos existentes en el cercano a la iglesia  (en el lugar donde actualmente está el Salón Parroquial).

(6)En esos años se donaba un real o dos para decir misas en cada una de las tres ermitas. En 1829 ya se citan sólo 2 ermitas (y …una misa rezada en el altar de San Juan Bautista).

                                                                                                          

                    Volver al principio de esta página                                             Volver a la página principal


 

© Juan García Yuste. 2012