Saltar la navegación

Escultura y pintura renacentista

Piedad. Miguel Ángel.Gioconda. Leonardo da Vinci.La escultura renacentista también regresa a las formas clásicas, incluyendo el predominio de temas mitológicos y religiosos que se convierten en una excusa para el estudio de la anatomía humana y el desnudo. También cobra gran importancia el retrato. Influyen mucho en esta pasión por la escultura clásica los hallazgos arqueológicos del momento, que sacan a la luz obras como el Laoconte y el Apolo de Belvedere.

El escultor de transición entre el Gótico y el Renacimiento es Ghiberti, que incorpora el mármol y el bronce como material escultórico, inaugurando la búsqueda de la armonía y la proporción en las figuras. A él debemos las Puertas del Paraíso del baptisterio de la catedral de Florencia. También trabajan en el Quattrocento Verrocchio, autor de la estatua ecuestre de Colleoni; y Donatello, que realiza el primer desnudo en bronce desde la antigüedad, el David. El Cinquecento es el periodo de Miguel Ángel, maestro en la representación de lo grandioso, autor de magníficas esculturas en mármol, llenas de energía, vitalidad y expresividad: la Piedad, el David, el Moisés, las tumbas de los Médici...

La pintura experimenta grandes cambios en el Renacimiento. Los temas preferidos por los pintores pasan a ser retratos, paisajes y escenas de la vida cotidiana. Pero las mayores transformaciones las encontramos en el apartado técnico: se inaugura la pintura al óleo, disolviendo los pigmentos en aceite, y se aplica la perspectiva lineal, que pretende el efecto de profundidad en los cuadros.El matrimonio Arnolfini. Jan van Eyck.

Durante el Quattrocento trabajan Botticelli (El nacimiento de Venus), Fra Angélico (La Anunciación) y Masaccio (El tributo), entre otros. Los grandes maestros de la pintura renacentista trabajan en Roma en el Cinquecento: Leonardo da Vinci, Miguel Ángel y Rafael. Leonardo, autor de la Gioconda y la Santa Cena, aplica en sus obras la técnica del sfumato, difuminando los perfiles de las figuras. Miguel Ángel pinta los frescos de la Capilla Sixtina. Rafael destaca por la perfección de sus retratos y el equilibrio de sus composiciones. Suyo es el fresco de La Escuela de Atenas. Otros pintores destacados trabajan en Venecia: Tiziano, Tintoretto, Giorgione y El Veronés. Fuera de Italia, destacan los flamencos hermanos Van Eyck, Brueghel y el Bosco y el alemán Alberto Durero.

CUESTIONES DE COMPRENSIÓN LECTORA.

  1. ¿En qué etapa del Renacimiento sitúas a Ghiberti?

VOCABULARIO.

Busca y escribe la definición de los siguientes conceptos: perspectiva, sfumato y fresco. Puedes usar, por ejemplo, la página web de la RAE. Recuerda que sólo debes apuntar la acepción que concuerde con el tema que estamos estudiando (que no siempre es la primera que aparece en el diccionario).

Repasa lo aprendido.

Pregunta

¿Quién pintó los frecos de la Capilla Sixtina?

Respuestas

Leonardo.

Rafael.

Donatello.

Miguel Ángel.

Retroalimentación


Pregunta

¿Qué obra clásica inspiró a muchos escultores renacentistas?

Respuestas

El Moisés.

El Laoconte.

Las pinturas rupestres.

El Veronés.

Retroalimentación

Sigamos.

Completa con las palabras que faltan.
El escultor de transición entre el y el Renacimiento es Ghiberti, que incorpora el mármol y el como material escultórico, inaugurando la búsqueda de la armonía y la en las figuras. A él debemos las Puertas del del baptisterio de la catedral de . También trabajan en el Quattrocento Verrocchio, autor de la estatua de Colleoni; y Donatello, que realiza el primer en bronce desde la antigüedad, el David.

Habilitar JavaScript

¿Será verdad que...

Pregunta 1

... la perspectiva lineal pretende el efecto de profundidad en los cuadros?

Pregunta 2

... en la escultura renacentista predominan los temas mitológicos y religiosos?

Pregunta 3

... Fra Angélico pintó El nacimiento de Venus?

Lecturas pertinentes.

En la novela El maestro del Prado, de Javier Sierra, tenemos una trama de misterios y secretos en torno a grandes obras del Renacimiento. Igualmente, El enigma del maestro Joaquín, de Sigrid Henck, ubica una misteriosa muerte en un cuadro de Joachim Patinir, pintor renacentista. Aunque claro, si nos gusta esto del matrimonio entre misterio y pintura renacentista, deberíamos zambullirnos sin dudarlo en El Código Da Vinci, de Dam Brown.

Enlaces.

La ficha de Artehistoria de Verrocchio.

La ficha de Artehistoria de Ghiberti.

La ficha de Artehistoria de Leonardo.

La ficha de Artehistoria de Donatello.

La ficha de Artehistoria de Botticelli.

La ficha de Artehistoria de Rafael.

La ficha de Artehistoria de Masaccio.

La ficha de Artehistoria de Tiziano.

La ficha de Artehistoria de Tintoretto.

La ficha de Artehistoria de Fra Angélico.

La ficha de Artehistoria de El Veronés.

La ficha de Artehistoria de Giorgione.

La ficha de Artehistoria de El Bosco.

La ficha de Artehistoria de Van Eyck.

La ficha de Artehistoria de Alberto Durero.

La ficha de Artehistoria de Brueghel.

Visita virtual a la Capilla Sixtina.

Visita virtual a la galería Uffizi.

Versión para imprimir:

Obra publicada con Licencia Creative Commons Reconocimiento Sin obra derivada 3.0