Saltar la navegación

Hispania romana

División administrativa de España con Dioclesiano. Ilustración de Rastrojo. Fuente: Wikimedia.org.Los romanos llaman Hispania a la Península Ibérica. Probablemente derive del nombre fenicio y signifique “tierra de conejos”. Para mejorar su administración, ahondan en su estructuración por provincias, dividiéndola en el siglo I a.C. en tres: Bética (con capital en Corduba), Tarraconense (con capital en Tarraco) y Lusitania (con capital en Emerita Augusta). En el siglo III continúa la estructuración, dividiendo en tres provincias la Tarraconense: las nuevas provincias serán la Gallaecia y la Cartaginense. Ya a finales del siglo IV se constituye la Baleárica.

Busto de Trajano. Fuente: Wikimedia.org.La llegada de los romanos supone una revitalización de las ciudades ya existentes y numerosas fundaciones de otras nuevas que vienen a confirmar la importancia de la cultura urbana. En el siglo II todas las ciudades hispanas obtienen la ciudadanía romana, equiparando los derechos y deberes de sus habitantes con los de la capital del Imperio. Ciudades importantes revitalizadas por los romanos son Gades (Cádiz) y Emporium (Ampurias). En cuanto a las nuevas colonias romanas, destacan Emérita Augusta (Mérida), Hispalis (Sevilla), Itálica (Santiponce), Corduba (Córdoba), Tarraco (Tarragona), Valentia (Valencia), César Augusta (Zaragoza) y Legio Séptima (León). Las ciudades se administran con magistrados elegidos entre los ciudadanos y un consejo llamado curia.

Hispania, como el resto del territorio romano, basa su economía en la agricultura latifundista sostenida en el trabajo esclavo. La base de esta actividad la componen el trigo, la vid y, especialmente, el olivo, cuyo aceite se exporta a todo el Imperio. Sin embargo, la península ofrece un especial atractivo a Roma por su riqueza minera, cuya explotación se optimiza e intensifica: el mercurio y la plata de Sierra Morena, la plata y el plomo de Cartagena, el Acueducto de Segovia. Fuente: Wikimedia.org.oro de León, Galicia y Asturias y el cobre de Huelva, Almería y Asturias son extraídos para su exportación recurriendo al trabajo esclavo. También tienen una importancia considerable en las exportaciones las manufacturas hispanas: salazones y salsa garum de la Bética, tejidos de lino de Emporium, armas de la Tarraconense... Todo este comercio se ve facilitado por un sistema monetario común, la construcción de puertos y la existencia de una eficaz red de calzadas, en la que destacan la Vía Augusta, que recorre el Levante partiendo de la Bética para llegar hasta Roma; y la Vía de la Plata, que une Emerita Augusta con Asturica Augusta (Astorga).

La sociedad hispanorromana reproduce el esquema romano: ciudadanos, libres y con derechos políticos y civiles, y no ciudadanos (mujeres, libertos y esclavos). Dentro del grupo de ciudadanos, la minoría rica latifundista ostenta el poder y se sobrepone a la plebe rústica y urbana.

La cultura también reproduce los modos del Imperio: el latín desplaza progresivamente a las lenguas prerromanas; se impone el panteón de dioses romanos, con algunas incorporaciones indígenas; el derecho romano se convierte en la legislación común... Con el tiempo, surgen en Hispania grandes personalidades que hacen aportaciones significativas al Imperio: el filósofo Séneca; los escritores Marcial, Quintiliano, Lucano y Columela; los emperadores Trajano, Adriano y Teodosio...

Las aportaciones culturales romanas son evidentes hoy en día en España y Andalucía: las lenguas romances, ciertas actividades económicas, algunas costumbres, la influencia del cristianismo (impuesto a todo el Imperio por Teodosio)... Además, existe un amplio patrimonio material que demuestra el importante papel jugado por la arquitectura dentro del arte hispanorromano. Se trata, fundamentalmente, de obras de ingeniería, de carácter práctico, que han resistido bien el paso del tiempo: acueductos (Mérida, Segovia, Tarragona), puentes (Córdoba, Alcántara), faros (la Torre de Hércules, en La Coruña), murallas (Barcelona, Lugo).

A estas obras hay que añadir la conservación de teatros (Mérida, Sagunto), anfiteatros (Mérida, Itálica, Tarragona), circos (Sagunto), arcos conmemorativos (Tarragona, Soria), templos (Mérida, Córdoba, Vich), termas (Tarragona) y de trazados urbanos completos (Baelo Claudia).

Además de obras arquitectónicas, disfrutamos del legado artístico hispanorromano en forma de esculturas y mosaicos. Las esculturas predominantes son retratos de emperadores y otras personalidades, aunque también nos encontramos con relieves y estelas funerarias. Los mosaicos suelen decorar los suelos de las lujosas villas con motivos mitológicos, geométricos o de la vida cotidiana. Ampurias, Palencia, Mérida y Cádiz cuentan con ejemplares muy bien conservados.Mosaico en Itálica. Fuente: Wikimedia.org.

CUESTIONES DE COMPRENSIÓN LECTORA.

  1. ¿Cuántas provincias componían Hispania a finales del siglo IV? ¿Puedes indicar sus nombres?

  2. ¿Cuáles son las cuatro actividades económicas principales en Hispania?

  3. ¿Cuántos emperadores romanos nacieron en Hispania?

  4. ¿Qué tipos de edificio para el ocio construyeron los romanos en Hispania?

  5. ¿Qué patrimonio artístico de la Hispania romana se conserva, además del arquitectónico?

VOCABULARIO.

Busca y escribe la definición de los siguientes conceptos: manufactura, salazón, calzada, patrimonio, legado y estela. Puedes usar, por ejemplo, la página web de la RAE. Recuerda que sólo debes apuntar la acepción que concuerde con el tema que estamos estudiando (que no siempre es la primera que aparece en el diccionario).

Repasa lo aprendido.

Pregunta

¿Cuál de estas ciudades alberga los restos bien conservados de un teatro y un anfiteatro?

Respuestas

Cádiz.

Segovia.

Los Ángeles.

Mérida.

Retroalimentación


Pregunta

¿Cuál de estos productos era exportado desde la Bética a otras zonas del Imperio?

Respuestas

Pan.

Gafas.

Salsa garum.

Armas.

Retroalimentación

Sigamos.

Completa con las palabras que faltan.

Los romanos revitalizan las ciudades ya existentes y fundan otras nuevas. En el siglo II todas las ciudades hispanas obtienen la  romana, equiparando los derechos y deberes de sus habitantes con los de Roma. Ciudades importantes revitalizadas por los romanos son (Cádiz) y Emporium ( ). En cuanto a las nuevas colonias romanas, destacan Emérita Augusta (Mérida), Hispalis (Sevilla), (Córdoba), Tarraco ( ) o (Valencia), entre otras. Las ciudades se administran con magistrados elegidos entre los ciudadanos y un consejo llamado  .

Habilitar JavaScript

¿Será verdad que...

Pregunta 1

... las esculturas predominantes en Hispania son representaciones de animales?

Pregunta 2

... la Bética existe desde el siglo I a.C.?

Pregunta 3

... la Vía Augusta enlazaba con Roma?

Enlaces.

Noticia de mayo de 2018 sobre el hallazgo de esqueletos romanos en una obra en Cádiz.

Recreación infográfica del acueducto de Gades.

Lecturas recomendadas.

Una obra amena y rigurosa sobre la Hispania romana es Historia de la Hispania romana, de Pedro Barceló y Juan José Ferrer. También son estudios recomendables y accesibles el de Gonzalo Bravo, Hispania; y el de Jaime Alvar, Entre fenicios y visigodos, que abarca todo el arco cronológico de la antigüedad, pero que incluyo aquí por la relevancia de los capítulos dedicados a la Hispania romana.

Versión para imprimir: