Saltar la navegación

Egipto: sociedad, economía y cultura

Escriba sentado. Fotografía de G. Blanchard. Fuente: Wikimedia.org.La reina Nefertiti. Fuente: Wikimedia.org.La actividad económica en el antiguo Egipto también giraba en torno a la agricultura de regadío. Toda la tierra pertenecía al faraón, que la cedía para su cultivo en beneficio de nobles y sacerdotes. Al igual que en Mesopotamia, predominaba el cultivo de cereales (trigo y cebada), aunque también cultivaban olivos, vides, frutas, legumbres y papiro, éste último como soporte para la escritura de documentos oficiales. Otra actividad importante en el antiguo Egipto fue la artesanía.

La sociedad egipcia era típicamente jerárquica: el faraón y su familia estaban en la cúspide social, seguidos por los nobles (oficiales del ejército y altos funcionarios) y sacerdotes, que se beneficiaban de las tierras cedidas por el faraón. En un segundo nivel encontrábamos a los grandes comerciantes, los artesanos especializados y los escribas, estos últimos muy valorados por saber leer y escribir. La base social la formaban los campesinos y el resto de trabajadores libres (artesanos, soldados, sirvientes, pequeños comerciantes, etc.). Los campesinos estaban ligados a la tierra y debían entregar parte de la cosecha como impuestos a los privilegiados, así como trabajar obligatoriamente en la construcción de infraestructuras y pirámides. Por debajo de ellos estaban, en la peor situación, los esclavos. La mujer egipcia estaba mejor valorada que la mesopotámica, y algunas llegaron a ser reina o faraona (Nefertiti, Hatshepsut, Cleopatra), aunque seguía teniendo, en general, menos poder que el hombre.

¡Un gato momificado! Fuente: Wikimedia.org.Anubis preparando una momia. Fuente: Wikimedia.org.La religión estaba muy presente en la vida de los egipcios. La usaban para explicar su visión del mundo y justificar su estructura política. Al igual que en Mesopotamia, había un panteón politeísta, pero se diferenciaban de aquéllos en que eran optimistas respecto a la vida tras la muerte.

Los egipcios adoraban al faraón, al Nilo y a ciertos animales de su entorno (gato, escarabajo, cocodrilo, vaca...), además de a sus dioses. Entre estos, habitualmente con atributos animales, estaban Amón-Ra, dios del sol; Osiris, de los muertos; Isis, de la fertilidad, Horus, del cielo; y Anubis, dios del infierno.

Jeroglíficos egipcios. Fotografía de G. Lelarge. Fuente: Wikimedia.org.Los egipcios creían en la vida corpórea tras la muerte, por lo que desarrollaron el proceso de momificación, para conservar en buen estado el cuerpo del difunto de cara a la otra vida. Esa otra vida empezaba después del Juicio de Osiris, en el que Anubis pesaba el corazón del difunto para valorar si merecía la vida eterna. Tanta importancia daban los egipcios a este juicio que incluso desarrollaron fórmulas para ayudar al difunto a superarlo, como las del Libro de los Muertos.

El juicio de Osiris, en el Libro de los Muertos. Fuente: Wikimedia.org.La escritura egipcia empezó siendo jeroglífica, representando con símbolos el significado de las palabras, y era muy usada en las paredes de los templos y las tumbas. Actualmente sabemos traducir su significado gracias al descubrimiento de la piedra Rossetta en la invasión francesa de Egipto a finales del siglo XVIII. Es una estela con un decreto en escritura jeroglífica y demótica y su traducción al griego.

La escultura y la pintura solían representar figuras idealizadas y con cierta rigidez: dioses, faraones y escenas de la vida cotidiana. Mención especial merecen las esculturas de esfinges. En el caso de la pintura, que solía ser mural, se aplicaba la ley de la frontalidad, con la cabeza y las piernas de perfil, pero el tronco y el ojo de frente.

En cuanto a la arquitectura, destacan las construcciones de templos y tumbas. Los templos se consideraban la morada de los dioses, por lo que sólo los sacerdotes y el faraón podían acceder a sus estancias. Son muy conocidos los templos de Abu Simbel, Luxor y Karnak.

Las primeras tumbas se llamaban mastabas, y eran construcciones rectangulares sobre una cámara funeraria subterránea en la que se depositaba la momia del faraón. Pero las tumbas más famosas son las pirámides, particularmente las de Guiza, entre las que destacan las de los faraones Keops, Kefrén y Micerino. Su forma característica es fruto de la superposición de mastabas. En el Imperio Nuevo, y para dificultar los robos a los saqueadores de tumbas, los faraones prefirieron ser enterrados en hipogeos, grandes tumbas excavadas en la roca. Los más conocidos son el de Tutankamón y el de Nefertari.Pirámide de Kefrén y esfinge de Guiza.Fotografía de Hajor. Fuente: Wikimedia.org.

CUESTIONES DE COMPRENSIÓN LECTORA.

  1. ¿En qué aspectos se encontraba sometido el campesino egipcio?

  2. ¿Por qué los egipcios hacían momias con algunos muertos?

  3. ¿En qué consiste la ley de la frontalidad?

  4. ¿Qué tres tipos de tumbas originales utilizaron los antiguos egipcios?

VOCABULARIO.

Busca y escribe la definición de los siguientes conceptos: papiro, cúspide, panteón, corpóreo, jeroglífico, estela, demótico y esfinge. Puedes usar, por ejemplo, la página web de la RAE. Recuerda que sólo debes apuntar la acepción que concuerde con el tema que estamos estudiando (que no siempre es la primera que aparece en el diccionario).

Repasa lo aprendido.

Pregunta

¿Cuál de estas características no es propia de la ley de la frontalidad?

Respuestas

El ojo de perfil.

Las piernas de perfil.

El tronco de frente.

 La cabeza de perfil.

Retroalimentación


Pregunta

¿Quién es el dueño de todas las tierras en el Antiguo Egipto?

Respuestas

Los escribas.

El faraón.

Los sacerdotes.

Karnak.

Retroalimentación

Sigamos.

Completa con las palabras que faltan.

Las primeras tumbas egipcias se llaman , y son construcciones rectangulares sobre una cámara subterránea en la que se deposita la del faraón. Posteriormente, se erigen las pirámides, destacando las de Guiza, como las de los faraones Keops, Kefrén y . Su forma se debe a la superposición de . En el Imperio Nuevo los faraones prefieren ser enterrados en , grandes tumbas excavadas en la roca. Los más conocidos son el de Tutankamón y el de .

Habilitar JavaScript

¿Será verdad que...

Pregunta 1

... los egipcios adoraban a animales como el escarabajo o la vaca?

Pregunta 2

... la mujer egipcia estaba mejor valorada que la mesopotámica?

Pregunta 3

... sabemos traducir los jeroglíficos egipcios gracias a la piedra Rossetta?

Enlaces.

Artículo de Wikipedia sobre jeroglíficos egipcios, con claves para descifrarlos.

Noticia de diciembre de 2012: Ramsés III fue degollado.

Lecturas recomendadas.

Manuales sobre el Antiguo Egipto hay muchos: Historia del Egipto antiguo, de Trigger, Kemp, O’Connor y Lloyd; El Egipto de los faraones, de Alan Gardiner; Historia del Antiguo Egipto, de Ian Shaw... Igualmente, abundan las obras de divulgación, más asequibles a un público juvenil: Así vivían los egipcios, de Narcís Fernández Rubio, sería un clásico de la categoría.

También tenemos estudios monográficos abundantes del arte, los ritos funerarios, la sociedad, la mitología. Dejaré como ejemplo Las mujeres en el Antiguo Egipto, de Gay Robins.

Y por supuesto, un tema tan sugerente para la imaginación no podía dejar de alumbrar una variada muestra de novela histórica altamente disfrutable. Ahí van dos perlas: Sinuhé, el egipcio, de Mika Waltari, y La dama del Nilo, de Pauline Gedge. Ideales para el verano.

Versión para imprimir: