10.2.2 Elección de un interruptor magnetotérmico de potencia con relé digital o con microprocesador.

Daremos el criterio para el modelo estudiado:  PR212/P de ABB, del tipo no calibrado.

Para otros modelos o fabricantes, habría que analizar su documentación técnica.

Los pasos a dar, serán los siguientes:

1ª Condición de elección de la IN del magnetotérmico:

La intensidad de cálculo será menor o igual que la "intensidad umbral de sobrecargas", y ésta, estará por debajo de la máxima admisible que soporta el conductor. Si no se cumple, hay que elevar la sección.

La intensidad I1 se puede  regular de forma manual, moviendo los dip switch como explicamos.

Para las diferentes posiciones, nos remitimos a la tabla de la página 51.

Elegiremos también, el tipo de curva de respuesta (posición ON), adecuado a las características del circuito a proteger.

2ª  Condición de protección frente a sobrecargas:

El cociente entre la intensidad de fusión a tiempo convencional y la nominal del magnetotérmico (If/IN = Cdt = 1,3), lo llamamos coeficiente de disparo del térmico (en sobrecargas de tiempo convencional).

Sin embargo, si adoptamos dicho coeficiente, llegaríamos a la conclusión que la intensidad admisible del conductor se sobrepasaría en un 11,54%. Por todo ello, preferimos adoptar  Cdt = 1,6  (criterio mas exigente).


3ª Condición de elección del poder de corte:

Esta condición, queda exactamente igual que en los analógicos.

Significa que el magnetotérmico debe tener un poder de corte (KA) normalizado, superior a la máxima corriente de cortocircuito que pueda pasar por él. Dicha intensidad de cortocircuito será la del tripolar simétrico para cargas trifásicas.

4ª Condición de protección frente a cortocircuitos I:

Con esta condición aseguramos que una corriente pequeña de cortocircuito, no sea confundida por el magnetotérmico como una sobrecarga. Si el relé del interruptor automático la ve mayor que la I2, entonces abrirá en el tiempo seleccionado (  0,5 s), que puede seguir una curva t = f(I), ó de forma instantánea cuya duración depende del tipo de curva desactivada, según podemos ver en la tabla de la página 51. La elección de la curva de respuesta para introducir un corto retardo en el disparo del relé magnético, obedece a la necesidad de poder establecer una selectividad en la actuación de las protecciones, frente a los pequeños cortocircuitos, con la finalidad de dar tiempo a que actúen primero los que están aguas abajo (curvas A ó B), frente a los de cabecera (curvas C ó D).

Hay que cuidarse de observar la tabla correspondiente al modelo del relé instalado.

Elegido el escalón de I2, el de I3 se colocará en la posición siguiente, de forma que se cumpla que:


Recordamos que I3 es el umbral de disparo instantáneo frente a las grandes corrientes de cortocircuitos.


5ª Condición de protección frente a cortocircuitos II:

Comprobamos con ello, que la curva de carga del cable esté por encima de la de respuesta del relé.

Ir a índice de los apuntes