Gramática intensiva
Los pronombres de objeto indirecto


Los pronombres del complemento de objeto indirecto son:

persona singular plural
me nos
te os
le les

Ejemplos: Ellos me escriben todas las Navidades.
¡Chico! ¡Te hablo a ti!
¿Le diste el regalo a tu padre?
Nuestros amigos nos escribieron desde las Canarias.
¿No os gustan las montañas?
Mañana les pagaré el dinero a Uds.

Igual que el pronombre de objeto directo, se coloca el pronombre de objeto indirecto antes de un verbo conjugado o mandato negativo y después del infinitivo, gerundio o mandato afirmativo.  El objeto indirecto siempre precede el objeto directo.
Ejemplos: Se me olvida el número, ¿por qué no me lo escribes otra vez?
No aguanto las mentiras, no me las digas.
MªJosé tiene el libro, creo que va a dármelo.
Ya pedí el reportaje, están trayéndonoslo ahora mismo.
He aquí los dulces, cómetelos!

La repetición del pronombre del objeto indirecto es necesaria a menos que ya se haya establecido alguna referencia.
Ejemplos: Manuel les dará los caramelos a sus hermanos.
Está cantándole una canción a Lorena.
¡Dále el balón a Miguel!

El uso del pronombre de objeto indirecto es obligatorio para la 3ª persona, a menos que el objeto indirecto sea nombre propio.
Ejemplos: Le entregué la composición al profesor.
Entregué la composición al Sr. Durán.

Los pronombres de objeto indirecto de la 3ª persona (le/les) cambian a se cuando se usa en una frase con el pronombre de objeto directo de la 3ª persona (lo/los, la/las).
Ejemplos: ¿Le darán el regalo a Lucía?
¿Les venderán los libros a los turistas?
Voy a escribirle una carta a Francisco.
Voy a comprarles unos regalos a los niños.
—>
—>
—>
—>
¿Se lo darán?
¿Se los venderán?
Voy a escribírsela.
Voy a comprárselos.

Además de llevar el sentido de ¿a quién?, el pronombre de objeto indirecto también se usa para indicar ¿de quién? y ¿para quién?
Ejemplos: Le robaron la bicicleta a mi hermano.
Le compró flores a su madre.

El pronombre impersonal y el pronombre de objeto indirecto forman el dativo de interés, o sea, el objeto indirecto tiene interés en la acción pero no está directamente envuelto en ella.
Ejemplos: El perro se me murió.
Se le estropeó el coche a David.

La misma sintaxis se usa para disculparse de alguna acción o para indicar que ésta no fue intencional.
Ejemplos: La taza se me cayó y se me rompió.
Las llaves se me perdieron.