Gramática intensiva
Los adjetivos posesivos



Los adjetivos posesivos son de dos tipos: los que se colocan antes del sustantivo y los que se colocan después del sustantivo.
Los adjetivos posesivos que se colocan antes del sustantivo son:
mi, mis
tu, tus
su, sus
nuestro/-os, nuestra/-as
vuestro/-os, vuestra/-as
su, sus
Ejemplos: Mira, tú tienes tu dinero y yo tengo mi dinero.
Sus padres son españoles.
Nuestra casa es amarilla.
Vuestra idea es muy buena.

Los adjetivos posesivos que se colocan después del sustantivo son:
mío, míos; mía, mías
tuyo, tuyos; tuya, tuyas
suyo, suyos; suya, suyas
nuestro, nuestros; nuestra, nuestras
vuestro, vuestros; vuestra, vuestras
suyo, suyos; suya, suyas
Ejemplos: ¡Esas son las fotos mías!
¡Hijo mío!  ¿Dónde has estado?
Padre nuestro, que estás en los cielos...

Los adjetivos del segundo grupo, los que se colocan después del nombre, son más enfáticos que los que se colocan antes del sustantivo.