Aulas autosuficientes

En el momento actual la presencia de la tecnología de la información y la comunicación (TIC) se hace imprescindible en las actividades de la vida cotidiana. En la escuela de una sociedad moderna está adquiriendo una presencia trascendental e incuestionable que está cambiando las formas de aprender y transmitir los conocimientos.

La escuela mejor preparada será aquella que disponga de aulas autosuficientes, es decir aulas en las que se encuentren los recursos tecnológicos necesarios para posibilitar al alumnado el acceso a la información y a la comunicación que nos proporciona la red y los sistemas de presentación multimedia disponibles en estos tiempos. La informática, Internet, el vídeo, la televisión, y los medio para audiciones y proyecciones son necesidades que tanto el alumnado como el profesorado deben tener a su alcance en todo momento. Cada vez más la mayoría de las actividades que se realizan en la escuela necesitan utilizar estas tecnologías.

 

Breves antecedentes

En 1990 el centro de Ariño entra dentro del proyecto Atenea y Alloza entra dentro del proyecto Mercurio. Proyectos ambos del Ministerio de Educación y Ciencia.

En Alloza, dentro del proyecto Mercurio, se realizan una serie de experiencias que finalizan antes de la formación del CRA, en 1996, por el traslado a otros centros del profesorado formado en el proyecto.

En Ariño, desde el acceso del centro al proyecto Atenea hasta el momento actual, las actividades con medios informáticos tienen una continuidad. Como se indica en el infograma “Línea temporal”, a partir de la implantación del proyecto Atenea se crea el aula de ordenadores, que tendrá vigencia hasta el presente curso escolar 2001-2002. Al final del curso pasado se crea la infraestructura necesaria para llevar estos recursos a las aulas.

Al mismo tiempo que se monta el aula de ordenadores se crea “PECA” (1), revista escolar que se produce con medios informáticos y que durará hasta 1996, año en que con la nueva reforma educativa se traslada al instituto de la zona (IES de Andorra) el alumnado de 7º y 8º de EGB, que eran los niveles donde se realizaba esta actividad.

(1) Escuela Española. 17-12-1997

Dos actividades comienzan también en 1990: los cursos de formación del profesorado, que se realizan anualmente y la aplicación de programas de enseñanza asistida por ordenador. Estas actividades se llevan a cabo complementariamente, de tal forma que la formación recibida por el profesorado se materialice en actividades en el aula con el alumnado.

La formación del profesorado en seminarios dependientes del Centro de Profesores (CPR) termina en la escuela tras el primer curso como Colegio Rural Agrupado. Dos son los motivos que hacen cambiar la estrategia para conseguir la formación del profesorado que el centro necesita para una mayor integración de las TIC: la inestabilidad de la plantilla del Centro y la suficiente oferta de cursos de formación del CPR. Aunque la formación del profesorado ya no será un objetivo prioritario, ésta se consigue indirectamente a través de las actividades con medios informáticos que se encuentran integradas en los distintos niveles educativos, llegando poco tiempo más tarde a crear la figura del profesor de apoyo al profesorado.

Con la llegada del proyecto Aldea Digital la escuela dispone de acceso a Internet. Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación permiten que desde nuestro Centro surjan experiencias, como los talleres de Matemáticas y Lenguas y un grupo de trabajo entre profesorado de distintos Centros (2). El colegio tiene suficiente actividad como para elaborar un programa, que con el nombre de “Un Centro animado” dará lugar al Proyecto de Integración de las TIC que en estos momentos tiene.

  (2)
Cuaderno de Pedagogía, marzo 1999.
Muy Interesante, abril 1999.
Comunicación y Pedagogía, números 153 y 169.
A tres bandas, febrero 2000

 

Equipamiento necesario.

Este proyecto se basa fundamentalmente en el acondicionamiento de las aulas con un mínimo de dos ordenadores conectados a la red interna del centro con conexión a Internet a través de un Router, junto con el despacho, la biblioteca y otros espacios como el aula de Pedagogía Terapéutica. Desde cualquiera de estos puntos se tiene acceso a Internet simultáneamente y en cualquier momento, así como a la información de cualquier ordenador de la red interna. En Ariño, los padres colocaron al finalizar el curso 2000-2001 los tubos y el cableado necesario para la red y para llevar la señal de televisión desde dos antenas colectivas colocadas una en cada edificio.

La videocámara digital sustituye al proyector de trasparencias al de cuerpos opacos y a la máquina de fotos. Colocada en un soporte de sobremesa o colgada del techo, en posición vertical nos permitirá mostrar con facilidad cualquier documento o actividad que se realice en la mesa del profesor/a, ahora mesa de presentaciones. Nos posibilita la realización de videoconferencias. En las salidas, viajes, excursiones y actividades realizadas en el centro, la clase puede recoger imágenes de los lugares visitados, objetos, actividades,... para trabajos posteriores.

Una pizarra blanca de sobremesa y rotuladores sustituyen la pizarra clásica.

Un equipo de sonido con CD, cassete y radio, conectado con el resto del equipamiento nos permitirá realizar audiciones imprescindibles en algunas áreas como idiomas o educación musical, escuchar el sonido de los programas multimedia y de cualquier otra información sonora.

A través del proyector se presentan las imágenes tomadas por la videocámara, la información que tenemos en el ordenador o la del DVD y magnetoscopio. Con una pulsación en el mando a distancia cambiamos de recepción entre estos aparatos.

La información se proyecta en una pizarra blanca construida por nosotros mismos. Está confeccionada por panel de madera chapada en blanco de dimensiones 3mm x 2m x 1,45m. pegado a unos listones de madera de 3cm x 1,5cm para conseguir rigidez. Esta pizarra electrónica está colgada en posición inclinada, para recibir el haz de luz del proyector perpendicularmente, consiguiendo una imagen rectangular sin ninguna deformación.

 

Equipamiento de cada aula.

 

·        Proyector.

·        Pantalla blanca.

·        Pizarra blanca de sobremesa.

·        Magnetoscopio.

·        Reproductor de DVD.

·        Videocámara digital.

·        Equipo de sonido.

·        2 ordenadores con tarjeta de red.

·        Impresora.

·        Scanner.

·        Multimedia Card. Periférico para leer imágenes digitalizadas por la videocámara.

·         Soportes de videocámara.

·         Mobiliario adecuado.

 

 

1.      Conexiones de la red local de ordenadores.

2.      Conexión a la antena de televisión.

3.      Proyector.

4.      Videocámara digital.

5.      Mesa con amplificador de sonido y reproductores de CD, cassete, DVD y VHS.

6.      Ordenadores, impresora y scanner.

 

Conexiones de la red local de ordenadores

Todos los elementos se encuentran interconectados. Hemos realizado varias pruebas con respecto a la distribución de los distintos elementos dentro del aula para encontrar la idónea. La iluminación del aula, el número y edad de alumnos/as, las posibilidades de los medios que se dispongan,... Por poner un ejemplo: pocos metros de cable impiden que la señal de la videocámara o del ordenador puedan llegar al proyector, necesitando amplificadores si estos componentes van a estar algo distantes entre ellos.

Será la experiencia la que nos enseñará la colocación más adecuada.

Medios para conseguir el proyecto.

Es evidente que la dotación necesaria para aulas autosuficientes no llega al centro a través de medios ordinarios, pues no hay proyecto ni programa de la Administración Pública en el que pueda ser considerado con plenitud. Es necesario que desde el centro se busquen los caminos extraordinarios para alcanzar el proyecto. Esto implica que exista una conciencia colectiva en la comunidad educativa de la necesidad del proyecto.

Esta conciencia colectiva no se crea de la noche a la mañana. Los proyectos de la Administración como han sido Atenea, Aldea Digital y ahora Ramón y Cajal, dotan a los centros de una infraestructura suficiente para realizar experiencias con TIC que creen sensibilidad en el alumnado, padres y profesorado. Si a partir de aquí se plantean actividades que tiendan a integrar las TIC en los procesos de enseñanza-aprendizaje se irá creando la situación idónea para conseguir proyectos como éste. Será el momento de poder conseguir fondos económicos extraordinarios de la propia comunidad educativa como de las Administraciones e Instituciones más cercanas.

Para este proyecto la Dirección Provincial de Educación y Ciencia de Teruel ha dotado al centro con la infraestructura necesaria para un aula. Hemos creado una comisión de padres con la intención de conseguir ayudas de la Fundación SAMCA (empresa local) y Ayuntamiento. Hemos presentado el proyecto en la obra social de Ibercaja (ayuda que fue desestimada). Parte del coste individual de actividades extraescolares de informática que se realizan en la escuela van destinadas al proyecto. Realizamos rifas periódicas entre las familias.

 

Objetivos generales.

 

1.      Posibilitar al alumnado del aula de la mejor calidad posible en la presentación de la información.

2.      Acceder desde el aula a la información y a la capacidad de comunicación que nos proporciona la Internet.

3.      Habituar al profesorado y alumnado al uso cotidiano de estos medios.

4.      Disponer de la infraestructura necesaria para conseguir un colegio informatizado.

 

Breve desarrollo de los objetivos generales.

 

Posibilitar al alumnado del aula de la mejor calidad posible en la presentación de la información.

Con la infraestructura descrita, resulta evidente que la presentación de la información tiene un aumento de calidad extraordinario. Toda la actividad que en este sentido se realizaba en la pizarra puede llevarse a cabo desde la mesa de presentaciones. Por lo que la pizarra clásica y la tiza pasan a desempeñar otra función más lúdica, plásticas, de tablón de anuncios,... aunque posiblemente será sustituida por pizarra blanca para rotuladores o desaparezca de la clase.

La mesa del profesor será el lugar desde donde tanto maestros/as como alumnos/as podrán exponer al resto de la clase cualquier información que necesite visualizarse y que no se encuentre en ningún soporte con nuevas tecnologías.

Recordar que el proyector recibe también la señal de los reproductores de video y del ordenador. En cualquier momento, con el mando a distancia podrá mostrarse la información procedente de cualquiera de estos medios.

 

Acceder desde el aula a la información y a la capacidad de comunicación que nos proporciona la Internet.

La información que se encuentra en la Internet no puede compararse con la que de forma tradicional se ha tenido acceso, por ejemplo a través de los libros de texto, mapas y láminas murales, bibliotecas de aula,... La cantidad de información  que proporciona la red es inmensa. La calidad es una cuestión que se desarrolla más adelante, en el cuarto objetivo general.

Es posible la comunicación a través de una o varias cuentas de correo electrónico propias para el aula, así como el uso de otras herramientas de comunicación a través de la Internet en el momento que se considere oportuno, sin necesidad de coordinar horarios con el resto de clases, como ocurre en el caso de disponer sólo de aulas de ordenadores.

 

Habituar al profesorado y alumnado al uso cotidiano de estos medios.

Resulta difícil imaginar el aula a pleno rendimiento. Seguro que se darán situaciones y posibilidades, que aparecerán con la experiencia.

Una de las cuestiones que pueden preocupar a priori es adquirir la formación necesaria en el uso de estos medios. Algo que habrá que conjugar con la inestabilidad de plantilla de un centro rural, como es el nuestro. Habrá que pasar de la sencillez de pulsar cuatro interruptores, para utilizar la videocámara y el proyector en la presentación de informaciones impresas, a actividades más complejas sin que se produzcan situaciones de rechazo por parte del profesorado provocadas por inseguridad o el agobio producido por el desconocimiento del funcionamiento de estas máquinas.

Por el contrario habrá que buscar métodos y procesos a través de los cuales se consiga colocar a los componentes del aula en situaciones de descubrimiento de nuevas posibilidades que alienten y provoquen la demanda de formación o mejor de autoformación. Métodos y procesos que impidan una vuelta a situaciones anteriores de forma voluntaria.

 

Disponer de la infraestructura necesaria para conseguir un colegio informatizado.

Parte de la información se encontrará en la red local y parte en la red global (Internet). En algunas áreas, como las lenguas extranjeras, hemos comenzado el proceso de tratamiento de la información a la que se tiene acceso en la Internet (búsqueda, depuración, corrección, ordenación y presentación).

Desde el aula se pueden grabar documentales, reportajes y otros espacios de la programación de los canales de TV a los que se tengan acceso. Estos y otros ya grabados pueden visualizarse sin necesidad de desplazarse a ningún otro espacio del centro. La videocámara nos da posibilidades de producciones propias y recogida de información audiovisual en salidas, excursiones y visitas a otros lugares. Así como el poder ampliar el currículum en formación audiovisual.

Un colegio informatizado no significa un colegio en el que se dispone de nuevas tecnologías. Estará informatizado un centro cuando se acceda con rapidez a la información que en cualquier momento se necesite desde el lugar donde uno se encuentre, en este caso el aula.

Este planteamiento implica que convertir nuestras aulas en autosuficientes, no es el fin sino el medio necesario para la consecución de “un centro informatizado”.

La necesidad que se plantea, una vez se tenga el medio es llenar el centro de contenido. El colegio se convertirá en una gran mediateca con un espacio físico que traspasará los límites del edificio escolar.

 

Primeros procesos de seguimiento y evaluación.

 En las aulas de Educación Infantil hemos mejorado los rincones del ordenador, proveyéndolos de elementos nuevos como impresora y una televisión de 28 pulgadas donada por la Dirección Provincial de Teruel. Sin descartar la idea del proyector en estas aulas; decidimos comenzar a transformar las aula en autosuficientes por las clases de los más mayores por ser los que menos tiempo les queda en el centro para el uso de estos recursos.

No obstante en Educación Infantil, sobre todo en los primeros niveles, la actividad de relación con los demás es prioritaria y ocupa una gran parte del tiempo escolar, siendo el resto de actividades más manipulativas que de recepción de información a través de esto medios.

El resto de clases disponen de dos ordenadores con acceso a Internet y una impresora. En el momento de escribir estas líneas, sólo el aula del tercer ciclo de Primaria tiene los elementos de un aula autosuficiente.

A partir del 14 de enero de 2002 comienza a funcionar la primera aula autosuficiente completa en Ariño. La profesora tutora de este ciclo educativo recoge las valoraciones que surgen del alumnado. El profesorado que imparte clases en estos niveles experimenta las posibilidades que tiene un aula con estas características y valora en las reuniones quincenales que hay establecidas y en las reuniones mensuales de la Comisión de Coordinación Pedagógica.

Este curso hemos puesto en funcionamiento la figura del representante de padres de aula. La creación de esta figura se acordó en la última reunión del Consejo Escolar del pasado curso. La principal motivación para la creación de esta figura es la necesidad de potenciar la organización del sector de padres y madres de la escuela. Sector clave para la consecución del proyecto.

Estos representantes mantienen reuniones trimestrales como mínimo con los padres de su clase y con los representantes de padres en el Consejo Escolar de tal forma que la participación de los padres en éste órgano de gobierno es mucho más rica y real.

Todos los padres del colegio han sido invitados a presenciar una clase ordinaria en el aula del tercer ciclo de primaria. Se organizó un calendario de visitas por clases que se llevó a cabo durante una semana. Después de ver el funcionamiento de una sesión entera se realizó una primera valoración entre los padres/madres y los profesores disponibles en el momento. Los padres se dan cada vez más cuenta de que las formas de enseñar han cambiado de forma sustancial y de que sus hijos están disponiendo ya de unos medios que no están generalizados todavía.

Aún en la seguridad de sentirse privilegiados, surgen ciertas incógnitas provocadas lógicamente del miedo por el desconocimiento de estos nuevos procesos de enseñar y aprender. Son significativas preguntas como: ¿no supondrá a nuestros hijos ningún tipo de trauma, cuando pasen al instituto y vuelvan a aprender con medios tradicionales?, ¿no se dejarán los deberes y los trabajos en los cuadernos, verdad?, ¿si les cuesta menos aprender, no se volverán más cómodos de lo que son, si no necesitan esforzarse?

El profesorado y el alumnado lo tiene mucho más claro.

Los chicos y chicas se sienten orgullosos, están contribuyendo en la consecución de más aulas para el centro. Encuentran posibilidades que antes no tenían: una forma más cercana y conocida, más atractiva y motivadora de tener la información, se sienten más actores de los procesos, no cuesta nada ir a la mesa de presentaciones y mostrar a todos el trabajo personal. El poder comunicarse con chicos y chicas de otros centros desde la propia clase es algo seductor.

Para el profesorado, la adaptación al aula es inmediata, si consideramos la formación  que se necesita para utilizar un aula informática. Las valoraciones son todas positivas, destacando entre otras:

La inmediatez en la presentación. Hasta ahora, muchos textos había que reescribirlos en la pizarra para poder ser mostrados a todos al mismo tiempo. Ahora sólo hay que colocarlos en la mesa de presentaciones. Con los dibujos e imágenes era tarea imposible a no ser que hubiese una preparación previa para el uso de trasparencias o fotocopiado para todos, siendo más dificultoso el trabajo sobre el mismo documento. El poder en el momento que surge la necesidad, presentar el documento y poder trabajar todos sobre él, ya no es algo novedoso.

Algunos profesores que van descubriendo nuevas posibilidades están preparando nuevos materiales. La profesora de Francés ha realizado una recogida de materiales de Internet y con ellos ha preparado una web interna, localizada en el ordenador de biblioteca, pero con acceso, claro está, desde todos los ordenadores de la red interna y entre ellos el conectado al proyector.

En el área de Inglés, las tres profesoras han formado un grupo de trabajo, para realizar algo similar.

Encontrar en Internet, no sólo las láminas de los distintos aparatos del cuerpo humano, sino películas con Flash a través de las cuales podemos ver lo movimientos del corazón, el camino que siguen los alimentos en nuestro cuerpo, cualquier mapa que necesitemos en algún momento, pequeños juegos que ayuden a ejercitar el cálculo mental o a aprender las tablas de multiplicar, etc, etc, resulta algo increíble.

Esta es la razón por la que nos hemos planteado el cuarto objetivo: la informatización del Centro.

 

Para más información:

http://dewey.uab.es/pmarques/pizarra.htm

Web de Pera Marqués, profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona, donde está llevando un proyecto de investigación llamado “la pizarra electrónica”, en el que nos encontramos participando.